Archivado en Comunicados, Socio Economico

Fidalgo pide a los grupos parlamentarios que no voten el Real Decreto de devolución de patrimonio sindical acumulado


El secretario general de CC.OO. ha dado a conocer las razones por la que el Congreso de los Diputados no puede convalidar el Real Decreto que modifica la Ley de cesión de bienes del patrimonio sindical acumulado y ha reclamado transparencia en las actuaciones públicas, porque se trata, ha dicho Fidalgo, de un asunto político dentro del sistema democrático.


pdf
print
pmail

José María Fidalgo ha pedido a los a los grupos parlamentarios que no voten en el Congreso de los Diputados el Real Decreto Ley que aprobó el Consejo de Ministros del pasado 28 de octubre en el que se valoraba el patrimonio histórico susceptible de devolución a UGT en más de 151 millones de euros, y se cree una comisión parlamentaria que dirima la titularidad del patrimonio histórico y acumulado.

El argumento troncal de CC.OO. está en que el Estado no puede devolver lo que documentalmente no se puede acreditar como tal y para ello el secretario general de CC.OO. se ha referido al documento del Consejo de Ministros que reconoce que el patrimonio que se va a devolver procede de entidades sin carácter sindical o de inmuebles en los que no se pueda acreditar suficientemente su incautación o la vinculación con la organización sindical reclamante de las entidades correspondientes, mientras que en las cuentas corrientes quedan sin poder determinarse la vinculación del titular de la cuenta con la organización sindical.

CC.OO. ha pedido también una asesoría jurídica externa, en este caso la de Price Waterhouse Coopers, que ha sido la que ha determinado, entre otras cosas, que se trata de un atentado contra el derecho a la libertad sindical porque pretende de manera artera subsidiar con el erario público a una organización sindical y no restituir un patrimonio.

El secretario general de CC.OO. ha manifestado también que muchos de los grupos parlamentarios a los que se han dirigido para pedirles que no voten este Real Decreto, desconocían el texto del Consejo de Ministros y por ello van a pedir información documental de los expedientes. También mostraron su sorpresa porque nunca se había visto situado en trámite de urgencia un precepto normativo de este calado, a no ser que quisiera pasar sin hacer mucho “ruido”. El asunto es tan grave que por eso pedimos un informe externo, ha dicho Fidalgo.

Esto nos afecta como ciudadanos comprometidos con la democracia y la Constitución española; no estamos litigando por ninguna subvención, queremos que la legalidad funcione. Conocemos, ha manifestado el secretario general de CC.OO. cuales son nuestros derechos y a que debemos ajustarnos, por ello me gustaría felicitar a los diputados por haber tomado una posición correcta porque si crean una comisión todos habremos ganado en conocimiento y justicia.

- - - -


Se puede acceder al audio de la rueda de prensa disponible en la siguiente dirección:

Rueda de Prensa


También adjuntamos dos documentos que se han presentado en la rueda de prensa y enviado a todos los grupos parlamentarios:


1- Conclusiones al informe, (730 Kb) encargado por CC.OO., sobre el impacto jurídico de la modificación de la disposición adicional cuarta de la Ley 4/1986 efectuada por el Real Decreto Ley 13/2005. (LANDWELL Abogados y Asesores Fiscales – Price Waterhouse Coopers)Que avala las tesis de nuestros gabinetes jurídicos y refuerza las posiciones que está manteniendo la CEC sobre las irregularidades del Decreto Ley.


2- Memoria económica y memoria justificativa del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales (1,1 MB)(con el sello del Consejo de Ministros) sobre el Real Decreto Ley por el que se modifica la Ley 4/1986 de 8 de enero, de cesión de bienes del patrimonio sindical acumulado, del cual hemos hecho hoy participe a la opinión publica y en cuya argumentación se puede leer el atropello democrático que supone la modificación del decreto, justificando la devolución de patrimonio sindical a organizaciones sindicales que no pueden acreditar su vinculación con ese patrimonio ni las actas de incautación del mismo.