Archivado en Nota de prensa, Mujeres e Igualdad, Jornada, Comercio

Supermercados Supersol despide a una trabajadora con reducción de jornada por maternidad


La cadena de Supermercados Supersol despidió el 02 de febrero de 2015 a Raquel, una trabajadora con reducción de jornada por maternidad que tenía un contrato de 16 horas con reducción de jornada por cuidado de hijos y jornada concretada.

Supersol ha utilizado una herramienta que le ha dado la Reforma Laboral para despedir por absentismo a una trabajadora con reducción de jornada por cuidado de hijos, que de otra forma, quizás habría supuesto un despido improcedente.




pdf
print
pmail

La cadena de Supermercados Supersol despidió el 02 de febrero de 2015 a Raquel, una trabajadora con reducción de jornada por maternidad que tenía un contrato de 16 horas con reducción de jornada por cuidado de hijos y jornada concretada. 

La empresa le había pedido en varias ocasiones que cambiara su horario de trabajo a otras franjas horarias a lo que la trabajadora, en algunas ocasiones había cedido porque podía complementarlo con su vida laboral y familiar y en otras ocasiones no había podido por lo contrario. 

Raquel formaba parte de la plantilla del Supermercado Supersol en la Plaza de la Merced que fue cerrado en el mes de octubre con motivo de la reforma del Mercado de la Merced. En aquel momento la empresa se comprometió a mantener los puestos de trabajo de toda la plantilla y a no despedir a nadie. Con motivo de este cierre la empresa debía aplicar un acuerdo interno llamado Plan de Empleo por el que se mejoraban las indemnizaciones en caso de despido cuando se cierra un establecimiento con 30 días por año y un tope de 24 mensualidades además los trabajadores cobraban a fecha de 2012 (cuando las nóminas no tenían una reducción de salario de entre el 7% y el 15%) frente a los 20 días por año, 12 mensualidades de la Reforma Laboral. 

A finales de 2014 se negocia un nuevo Convenio Colectivo junto con una Modificación Sustancial de Condiciones de Trabajo (artículo 41), por el que se pierde el derecho a cobrar la Paga Extra, con carácter definitivo, a pesar de que la empresa negoció que los trabajadores la recuperarían y que la iba a pagar, pero llegado el momento de cumplir no fue así y además las indemnizaciones a partir del 01 de enero de 2015 se mermaban las indemnizaciones. En este caso la indemnización que se aplica es la de 20 días por año con un máximo de 12 mensualidades sobre el salario ya reducido entre 7% y 15% . 

Supersol ha utilizado una herramienta que le ha dado la Reforma Laboral para despedir por absentismo a una trabajadora con reducción de jornada por cuidado de hijos, que de otra forma, quizás habría supuesto un despido improcedente. 

Raquel estuvo de baja 4 días en febrero de 2014. Solicitó el alta porque no quería faltar a su puesto. Pero a los pocos días recayó y estuvo 10 días de baja en marzo. Ese es el periodo de faltas intermitentes que la trabajadora ha tenido en 13 años de trabajo en la empresa a excepción de su maternidad. 

Supersol también ha buscado la fórmula para despedir a la trabajadora con la indemnización más baja posible, ?lucrándose? con su despido.

Raquel ha sido ?utilizada? por la empresa como aviso a navegantes y así todas aquellas trabajadoras a las que les hayan pedido que cambien su concreción de horario porque lo necesite la empresa lo hagan, no porque pueden, sino por miedo a perder su puesto de trabajo. 

Con ello la empresa intenta abrir una puerta de atrás para despedir a las trabajadoras con concreción de horarios que no opten por aceptar las franjas de horarios que ellos determinen en cada momento y que han llevado en su plataforma para la negociación del último Convenio Colectivo en diciembre de 2014. En este sentido CCOO se ha opuesto rotundamente desde el primer momento en todas las negociaciones nacionales defendiendo el derecho individual de las trabajadoras y los trabajadores que lo soliciten sin restricciones.

 Es inexplicable, e injustificable que mientras su matriz, Máxima, publica ganancias en su página web y mejora de condiciones tanto salariales como sociales para sus trabajadores en España la empresa no ha dejado de negociar bajadas salariales y pérdida de derechos desde su llegada en 2012.