Archivado en Comunicados, Negociacion Colectiva, Empleo

Clima laboral en BBVA

¬ŅEncuesta de SatisfaQU√Č?


Aunque no consta que haya existido clamor alguno solicit√°ndolo, el banco ha reeditado, dos a√Īos despu√©s de la anterior, la ¬ďEncuesta de satisfacci√≥n de los empleados¬Ē. Entre sus escasas novedades, aparte de la reducci√≥n a ¬ďs√≥lo¬Ē 132 preguntas, en vez de las 142 anteriores, destaca...


pdf
print
pmail

...la supresi√≥n de algunas de ellas, que se prestaban no ya a la pol√©mica sino casi a la indignaci√≥n (por ejemplo, ¬ďvaloro positivamente el sistema de incentivos¬Ē o ¬ďconozco suficientemente las pol√≠ticas de Recursos Humanos¬Ē).

Contin√ļa destacando, en cambio, la estridente ausencia de preguntas directas que s√≠ permitir√≠an detectar el grado de (in)satisfacci√≥n generado por las entra√Īables pol√≠ticas de nuestra alta direcci√≥n. Entre ellas, nos atrevemos a sugerir algunas como "¬Ņcrees que la presi√≥n por conseguir los objetivos te provoca estr√©s o ansiedad?", "¬Ņhas sufrido alg√ļn traslado no deseado durante el √ļltimo a√Īo?", o incluso la muy actual "¬Ņte parece razonable que el banco congele durante 6 a√Īos los Beneficios Sociales y no negocie su homologaci√≥n?".

Con una pol√≠tica preventiva que ya nos gustar√≠a ver aplicada al hablar de salud laboral (por ejemplo, incluyendo de una vez los riesgos psicosociales en las evaluaciones), el banco se ahorra respuestas desagradables limit√°ndose a no formular las preguntas pertinentes. Con ello se degrada el valor de la encuesta como instrumento de medici√≥n, pero no la invalida para cumplir su objetivo principal: una campa√Īa de publicidad ante la plantilla.

Es bien conocida la enorme diferencia entre un anuncio y la realidad, y este caso no constituye una excepción. El anuncio: el BBVA, un banco apasionado por las personas, nos ofrece un canal de participación para que expresemos nuestra valoración de las condiciones de trabajo. La realidad:

  • Una presi√≥n incesante y desmesurada, un n√ļmero cada vez mayor de compa√Īeros y compa√Īeras en tratamiento con ansiol√≠ticos o antidepresivos, o de baja por patolog√≠as relacionadas con el estr√©s.
  • Un castigo a las nuevas incorporaciones, que han de pasar dos a√Īos de contrataci√≥n en pr√°cticas antes de consolidar su puesto de trabajo.
  • Un sistema de incentivos arbitrario y discriminatorio, que reparte mucho entre muy pocos y muy poco entre la inmensa mayor√≠a.
  • Un rechazo cerril a negociar una homologaci√≥n de Beneficios Sociales aceptable, con una cicater√≠a incompatible con la supuesta "pasi√≥n".
  • Una aut√©ntica ley del embudo contra las mujeres, mayor√≠a de los nuevos contratados e √≠nfima minor√≠a de quienes llegan a un Nivel del I al IV.
  • Un sistema de promoci√≥n basado en la prolongaci√≥n de jornada como m√©rito y en el "s√≠, se√Īor" como requisito indispensable.
  • Un estilo de "motivaci√≥n" desde algunas Zonas y Territoriales que combina la agresividad extrema con la groser√≠a m√°s zafia.

A los compa√Īeros y compa√Īeras que tengan la intenci√≥n, y el tiempo, de responder a la encuesta, les proponemos que reparen con especial inter√©s en algunas preguntas que tienen relaci√≥n con los temas citados. Ser√≠a el caso de la 5-2) "Tengo tiempo suficiente para acabar mi trabajo", la 7-7) "La Organizaci√≥n valora la seguridad y salud de sus empleados",o la 15-5) "Las oportunidades profesionales son iguales para mujeres y hombres". El banco ya sabe la respuesta, pero puede servir de recordatorio.

Y, aunque damos por descontado que las respuestas inc√≥modas no ser√°n tenidas en consideraci√≥n, recomendamos vigilar ciertas preguntas-trampa. Por ejemplo, la 24-1) "Estoy siempre disponible para atender a mis clientes cuando as√≠ lo requieran". Responder con nota baja, malo, puede entenderse como una falta de profesionalidad. Responder con nota alta, peor, no sea que alguien interprete que la "disponibilidad" se extiende, en el tiempo, a tardes y noches, y, en el espacio, a hotel y domicilio. No olvidemos que un ex-director territorial se llevaba a sus s√ļbditos a ver pel√≠culas y cenar pizza los viernes por la noche.

En cualquier caso, adem√°s de recordaos que la encuesta es voluntaria, se nos ocurre una forma de contestarla, clara, contundente y sin riesgo,

Esta:

Seguimos trabajando, seguiremos informando.
Octubre 2005
Ver Comunicado en pdf