Archivado en Comunicados, Negociacion Colectiva, Salario

CCOO BANESTO
Septiembre de 2005: se cumplen los objetivos para todo el año

NUEVO RÉCORD DE BENEFICIOS EN BANESTO


Un trimestre más nos encontramos con la feliz noticia de los excelentes resultados de Banesto. Algo que como empleados nos satisface porque nos dice mucho del trabajo bien hecho, nos da garantías de empleo y nos aporta estabilidad para el futuro. Los trabajadores, con nuestro trabajo y esfuerzo, hemos conseguido obtener una vez más unos beneficios récord y además los hemos conseguido tres meses antes de lo previsto.


pdf
print
pmail

Pero, una vez más, la práctica totalidad de la plantilla recibe con pasotismo e incredulidad esta noticia, percibe que este asunto no tiene que ver con nosotros. Sigue existiendo un inmenso abismo entre lo que refleja nuestra Entidad en los medios de comunicación y la realidad que vivimos día a día en las oficinas, que sigue siendo dura, muy dura.
Los motivos que generan un clima laboral de frustración, estresante y desmotivador son muchos, pero podemos resaltar los siguientes:

  • El sistema retributivo extraconvenio sigue siendo opaco, arbitrario, escaso, injusto y desconocido para casi todos. También, en el salario regulado por el convenio, Banesto es el banco que menos paga a sus trabajadores y, además, siguen negándonos el derecho a percibir los cuartos de paga que nos corresponden.
  • La alarmante escasez de plantilla en las oficinas, hace que hasta los mejores proyectos en potencia, como por ejemplo el Omega, quedan en aguas de borrajas ya que es imposible que se pongan en marcha por falta de empleados que puedan desarrollarlo. Al final, esto implica una carga de trabajo insoportable en las oficinas.
  • Una fijación de objetivos desmesurada y unilateral, que sólo provoca desánimo y desazón entre los empleados y un aumento de las bajas por depresión y por enfermedades psicosociales, de claro origen laboral.

Esta situación provoca que los problemas se perpetúen, que sigan sin resolverse: ¿de qué sirve el Acuerdo de Conciliación, si siguen muy presentes las prolongaciones de jornada?; ¿de qué sirve el Código de Conducta, si sigue habiendo desconsideración y aumento de las bajas por estrés?; ¿de que sirve el Q10, si siguen las dimisiones de los trabajadores jóvenes y con proyección?; ¿de qué sirve obtener estos grandes beneficios, si desde las Territoriales se sigue con el discurso de que los trabajadores todo lo hacemos mal, muy mal?, y así podríamos seguir hasta la saciedad.

Por otra parte, tenemos la certeza que hay cosas que están cambiando, debemos reconocer que hay cosas que están mejorando, reconocemos que desde la Presidencia se quiere insuflar nuevos aires para hacer de verdad que Banesto sea una empresa ejemplar entonces ¿por qué no es así?.

Ese abismo que existe entre la realidad que reflejan los grandes números y los medios de comunicación y la realidad del día a día en las oficinas debe ir disminuyendo hasta desaparecer. Si para el Área Comercial todo vale (las presiones, las amenazas, incumplimiento de la normativa legal y de la propia del banco, etc.) para conseguir los objetivos impuestos, y para el Área de Recursos Humanos todo son restricciones, todo son negaciones, todo en aras de la reducción del gasto, la consecuencia es el ninguneo a la plantilla de un modo metódico y sistemático.

 Mientras esa abismal diferencia exista, la dirección y la plantilla seguiremos yendo por caminos distintos. El primer paso en este nuevo camino debe pasar, inexcusablemente, por reconocer el trabajo de la plantilla, compensándola económicamente por los magníficos resultados obtenidos en los últimos años.

10 de Octubre de 2005