Archivado en Comunicados, Prevision Social, Socio Economico

El Gobierno incentivará el rescate progresivo del plan de pensiones


El Gobierno mantendrá las ventajas fiscales de los planes de pensiones en la próxima reforma del impuesto sobre la renta de las personas físicas (IRPF), pero realizará algunos 'retoques'. Según el vicepresidente segundo del Gobierno, Pedro Solbes, se darán ventajas fiscales a la percepción de las prestaciones en forma de renta, aunque sin perjudicar a las que se hacen en forma de capital.


pdf
print
pmail
El Gobierno mantendrá las ventajas fiscales de los planes de pensiones en la próxima reforma del impuesto sobre la renta de las personas físicas (IRPF), pero realizará algunos 'retoques'. Según el vicepresidente segundo del Gobierno, Pedro Solbes, se darán ventajas fiscales a la percepción de las prestaciones en forma de renta, aunque sin perjudicar a las que se hacen en forma de capital.
El sector de los fondos es poco amigo de los cambios fiscales en el ahorro, y más aún cuando éstos son restrictivos. El Gobierno, durante el último año, ha dejado caer algunos globos sonda a propósito de una reforma en la fiscalidad de los planes de pensiones privados, aduciendo que al final son las rentas más altas las que se benefician de las ventajas fiscales que disfrutan estos vehículos de ahorro a largo plazo. Al final no será para tanto.
Pedro Solbes anunció ayer que se realizarán cambios fiscales al respecto en la reforma del IRPF, pero que serán tan sólo unos 'retoques'. 'Queremos hacer un IRPF lo más simple posible, pero mantendremos las ventajas fiscales de la vivienda y las pensiones', afirmó durante el acto de clausura de la asamblea general de Inverco. Solbes ya avanzó esta posibilidad en marzo durante la presentación de las líneas generales de la reforma del IRPF. Ayer insistió en ello ante los directivos de las principales gestoras.
El vicepresidente afirmó que estos retoques consistirán en dar ventaja a la percepción de la prestación del plan de pensiones en forma de renta en vez de a la percepción en forma de capital.
En el impuesto actual, las prestaciones en forma de renta (recibidas de forma periódica tras la jubilación) tributan al tipo marginal del contribuyente. Sin embargo, las percibidas en forma de capital (todo de una vez), gozan de una deducción del 40%. Es decir, que el contribuyente sólo tributa por el 60% de lo percibido.
'No se trata de perjudicar las prestaciones en forma de capital, sino de buscar un equilibrio entre ambas', afirmó.
Inverco pide que se mantenga el sistema El presidente de Inverco, Mariano Rabadán, pidió ayer a Pedro Solbes que se mantenga el sistema actual de tributación de las prestaciones de los planes de pensiones. 'Las dos fórmulas funcionan', dijo.•Según Rabadán, es necesario estimular el sistema de empleo, porque es donde se está perdiendo fuerza.•Rabadán defendió las deducciones por aportaciones a los planes individuales y negó que sean un vehículo del que se benefician sobre todo las rentas altas. 'Deseamos avanzar en la fiscalidad de las aportaciones', añadió.•La aportación media anual a los planes de pensiones individuales es de 1.600 euros, según un estudio de la recién creada Fundación Inverco.•El 75% de los ahorradores en planes de pensiones declara rentas inferiores a 33.000 euros, según el mismo estudio, y el 93%, inferiores a 60.000 euros.
Miguel Rodríguez / MADRID (29-06-2005)