Archivado en Comunicados, Negociacion Colectiva

Asamblea General de Caja de Asturias

La otra realidad de la empresa


En la Asamblea General de Caja de Asturias, celebrada el pasado 21-06-2005, CC.OO. votó en contra de las cuentas del año 2004 porque, frente a los buenos resultados alcanzados, el incremento de los salarios del personal activo fue únicamente del 1,06%, muy por debajo del 3,2 de I.P.C., y porque la política de personal resulta manifiestamente mejorable.


pdf
print
pmail

El pasado martes, 21-06-2005, se celebró la Asamblea General de la Caja, correspondiente al primer semestre del año y como viene siendo la tónica de estos últimos años, los únicos que intervenimos en la misma, aparte del Comité Directivo, fuimos los representantes de CC.OO.
Nuestra intervención versó sobre dos puntos: el primero, para justificar nuestro voto en contra a las cuentas del ejercicio 2004, y el segundo, para denunciar la situación laboral que se vive en la Caja.
Respecto a las cuentas, pusimos de manifiesto que, frente a los buenos resultados en general que se presentaron, aparece como punto negativo el raquítico incremento del 1,83 % en los Gastos de Personal (el 1,06 % si se toman los salarios del personal activo), por debajo del 3,2% de IPC del año 2004, lo que viene a corroborar la pérdida del poder adquisitivo de nuestros salarios.
También, nos interesamos por el traspaso de clientes de Caja de Asturias a la nueva Unidad creada dentro de la propia Caja, para la gestión de grandes patrimonios, con la denominación Liberta-Grupo Cajastur, y la posibilidad de que en un futuro esta Unidad acabe segregada de Caja de Asturias para ser traspasada al Banco Liberta, cuya ficha es propiedad de Caja de Asturias, dada la curiosa coincidencia en su denominación.
Respecto a la situación laboral, criticamos que, al margen de las impresionantes cifras de beneficios, al lado de ambiciosos proyectos de expansión, aparte de innovadores planes estratégicos,…, en fin, frente a vanguardistas proyectos de inteligencia artificial, existe otra realidad en Caja de Asturias más dura y de menos éxito y que tiene que ver con la situación laboral que padecemos, caracterizado por los reiterados incumplimientos por parte de la Empresa de acuerdos firmados, con la imposición unilateral de criterios que afectan a los derechos e intereses de los trabajadores, con la política de autoritarismo y arbitrariedad,…, en fin, con el ninguneo a los Sindicatos y por lo tanto a los trabajadores, todo lo cual contribuye a que el clima laboral resulte insostenible.
De esta forma, no son de recibo los nombramientos realizados al margen de la propia normativa interna y en donde no siempre priman los criterios profesionales; tampoco son de recibo los ceses sin explicar los motivos, en una especie de vendetta personal; tampoco podemos transigir con contrataciones de personal en donde parecen imperar prácticas de nepotismo; y qué decir de la utilización de becarios para sustituir las necesidades de personal; o de la negativa de la Empresa a negociar las condiciones salariales de los mandos intermedios. Y el despotismo de la Empresa al trasladar a varios trabajadores de Servicios Centrales a la Red de Oficinas, muchos de ellos, próximos a la edad de jubilación y que nunca antes habían trabajado en oficinas.
En estos tiempos en que en las Empresas se habla, además de temas económicos, de la Responsabilidad Social Corporativa, y las Cajas de Ahorros presumen de ser precursoras de la misma a través de su Obra Social y Cultural, nosotros consideramos que la RSC no sólo es eso, sino que además abarca otros temas, entre los cuales está el cumplimiento de la legislación laboral vigente y la calidad de las relaciones laborales.
Finalizamos nuestra intervención solicitando, una vez más, un cambio de rumbo en la política de relaciones laborales.

Sección Sindical de CC.OO. en Caja de Asturias