Archivado en Comunicados, Divulgacion

Las cajas rurales propietarias de Novanca están a punto de cerrar su venta a un grupo inversor extranjero


La Agrupación Estatal de Comfia‐CCOO hemos tenido conocimiento del intento que están llevando a cabo las 15 cajas rurales propietarias de Novanca S.L.U., de proceder a su venta a un Grupo Inversor extranjero. La desastrosa gestión económica que la dirección de la Caja de Crédito Cooperativo (de la cual depende institucional y orgánicamente Novanca) ha llevado a cabo, parece que ha sido el detonante que ha propiciado esta venta.


pdf
print
pmail
Las cajas rurales propietarias (Globalcaja, Bantierra, Navarra, Asturias, Central de Orihuela, Granada, Cajamar, Jaén, Salamanca, Soria, Tenerife, Teruel, Zamora, Grupo Ibérico, Caja Viva), a pesar de que en la Memoria de 2011 manifestaban su intención de seguir invirtiendo en Novanca (pretendían abrir otras 15 oficinas y entrar en rentabilidad en 2015), se echan para atrás y dejan a su suerte al colectivo de casi 50 trabajadores/as de Novanca.

Las cajas rurales, en lugar de despedir a los verdaderos culpables de tan nefasta gestión (los directivos de Caja de Crédito Cooperativo), los que han dilapidado en pocos años el capital desembolsado por las cajas rurales (lleva perdidos Novanca más de 11 millones de euros en los últimos cuatro ejercicios y aun no se vislumbra el final de esta situación), han atacado a los trabajadores/as de la empresa en la figura de sus representantes sindicales, y la plantilla queda a merced de los nuevos dueños si finalmente se concreta la venta.

Esta opacidad en la actuación, eliminando cualquier testigo molesto, no es propio de empresas que como las cajas rurales exponen en sus Memorias su vocación de Responsabilidad Social Corporativa. Estos hechos contradicen las palabras dadas a sus socios.

Cuando en el pasado mes de Noviembre se revocó al Comité de Empresa y posteriormente se despidió a los tres delegados de Comfia‐CCOO ya dijimos que la intención oculta de dicha actuación podría venir determinada por una decisión institucional en la que no querían las cajas rurales propietarias que hubiera ningún testigo, y menos aún los delegados sindicales de los trabajadores, que ahora afrontan el proceso desprotegidos, sin representación alguna.

Desde Comfia‐CCOO vamos a seguir trabajando para defender los intereses de los trabajadores/as de Novanca. Nos hemos dirigido por escrito, para poder hablar y buscar soluciones, a la dirección de Novanca (Alfonso Naranjo) y al Presidente de la misma (Ernesto Berdala).

Madrid, 25 de Enero de 2013