Archivado en Comunicados, Prevision Social, Socio Economico

Espa√Īa envejece


Durante el siglo XX los pa√≠ses europeos, entre ellos Espa√Īa, alcanzaron dos logros importantes: la esperanza de vida de su poblaci√≥n creci√≥ de modo espectacular y se logr√≥ un √≥ptimo nivel de cobertura social -sanidad y pensiones-. Ahora la conjunci√≥n de ambos parece suponer un importante riesgo para los paises afectados.


pdf
print
pmail
Ignacio Ruiz-Jarabo Colomer (Presidente del consejo asesor de PAP Tecnos y ex presidente de la SEPI) (19-04-2005)
Durante el siglo XX los pa√≠ses europeos, entre ellos Espa√Īa, alcanzaron dos logros importantes: la esperanza de vida de su poblaci√≥n creci√≥ de modo espectacular y se logr√≥ un √≥ptimo nivel de cobertura social -sanidad y pensiones-.
Cada uno de los dos factores citados significa individualmente un paso adelante de especial importancia en la senda del bienestar individual y colectivo. Sin embargo, la conjunci√≥n de ambos representa un importante riesgo para los pa√≠ses afectados, toda vez que el aumento exponencial del gasto p√ļblico vinculado hace peligrar el mantenimiento del sistema y consecuentemente los logros alcanzados.
Dado que no resulta f√°cilmente asumible renunciar a lo que representa el llamado Estado del bienestar, el factor que debe analizarse -a fin de actuar sobre √©l- es el envejecimiento de la poblaci√≥n. El indicador que suele utilizarse para medirlo es la proporci√≥n de la poblaci√≥n que supera los 65 a√Īos.
Seg√ļn datos publicados en OCDE Factbook 2005 en el pasado mes de marzo, en los 15 pa√≠ses de la UE previa a la ampliaci√≥n (UE-15) la poblaci√≥n mayor de 65 a√Īos es el 17,2%. El dato supera con amplitud el ofrecido por el conjunto de la OCDE (13,8%), y m√°s todav√≠a el 12,6% correspondiente a EE UU. Es evidente que no s√≥lo por el volumen del gasto p√ļblico afectado, pero s√≠ especialmente por √©l, la comparaci√≥n de los datos expuestos revela la existencia de una desventaja comparativa para los pa√≠ses europeos.
Esta desventaja presenta adem√°s una lectura a√ļn m√°s pesimista si se observa con perspectiva din√°mica. En efecto, en tanto que EE UU viene manteniendo estable su tasa de envejecimiento -era 12,5% en 1990 y es 12,6% en 2005-, por el contrario en los pa√≠ses UE-15 crece de modo preocupante, dado que en estos 15 a√Īos ha aumentado un 27% -era el 13,6% y es el 17,3%-. En s√≠ntesis, la poblaci√≥n de los pa√≠ses europeos, y la de Espa√Īa con ellos, se diferencia de la de EE UU por estar m√°s envejecida, y la diferencia adem√°s es creciente.
El estudio de la OCDE incorpora la proyecci√≥n de la citada tasa a corto y a medio plazo, ofreciendo estimaciones relativas a 2010, 2015 y 2020, que siguen siendo ciertamente preocupantes. En la UE-15, la poblaci√≥n mayor de 65 a√Īos crecer√° hasta alcanzar el 20,7% del total. Adem√°s, se mantendr√°n los diferenciales entre estos pa√≠ses y el conjunto de la OCDE (17, 7%), y entre estos pa√≠ses y EE UU (16,5%).
Entre los pa√≠ses de la UE-15, Espa√Īa se encuentra en una posici√≥n intermedia, tanto en lo que se refiere a los datos reales de 2005 (17,3%) como en lo relativo a los estimados para 2020 (19,7%). Sus datos indican que dispone de una poblaci√≥n m√°s envejecida que Dinamarca, Francia o Reino Unido (y as√≠ seguir√° dentro de 15 a√Īos), en tanto que la poblaci√≥n espa√Īola tiene menor tasa de envejecimiento que Alemania, Suecia o Italia (lo que se mantendr√° en 2020).
La OCDE no realiza proyecciones m√°s all√° del citado 2020, pero el estudio Portrait of the European Union efectuado por Eurostat ofrece el dato referente a la poblaci√≥n menor de 15 a√Īos, lo que es un primer indicador sobre el escenario que puede darse a largo plazo. Los datos de Eurostat revelan que, junto con Italia, Espa√Īa tiene de entre todos los pa√≠ses de la OCDE el menor porcentaje de menores entre su poblaci√≥n, existiendo adem√°s diferencias significativas. Los menores de 15 a√Īos representan un 14,5% de la poblaci√≥n espa√Īola, mientras que son un 16,6% en el conjunto de la UE. Las diferencias son notables respecto a casi todos los pa√≠ses: el citado 14,5% en Espa√Īa frente al 17,4% en B√©lgica, el 18% en Suecia, el 18,7% en Francia, el 18,8% en Dinamarca, el 18,9% en el Reino y el 21% en Irlanda.
La situaci√≥n que presentan los pa√≠ses europeos, y especialmente Espa√Īa, constituye objetivamente una amenaza preocupante no s√≥lo por el gasto p√ļblico afectado, pero tambi√©n por √©l. Esta amenaza pone incluso en peligro el mantenimiento en el largo plazo de nuestra posici√≥n relativa en la econom√≠a mundial.
Es necesario invertir la actual tendencia de envejecimiento de la poblaci√≥n espa√Īola, lo que exige pol√≠ticas p√ļblicas de largo plazo y sostenidas en el tiempo. La alternancia de los Gobiernos y de los partidos que los sustentan que caracteriza a los modelos democr√°ticos, obliga a que dichas pol√≠ticas sean adoptadas con apoyos pol√≠ticos y sociales amplios, y a que no sean cuestionadas tras los cambios de Gobierno. En este sentido y lamentablemente para nosotros, la realidad espa√Īola es poco edificante, siendo muy escasas las experiencias de 'pol√≠ticas de Estado' que hemos sido capaces de aplicar.