Archivado en Comunicados, Prevision Social, Socio Economico

Plusvalías al 18% y planes de pensiones en forma de renta


El Gobierno quiere aprovechar la reforma para dar un giro importante en el trato fiscal del ahorro, tanto a corto plazo como a largo (previsión social).


pdf
print
pmail
El Gobierno quiere aprovechar la reforma para dar un giro importante en el trato fiscal del ahorro, tanto a corto plazo como a largo (previsión social). Hacienda está estudiando la posibilidad de que todos los rendimientos del ahorro generados en más de un año tributen a un mismo tipo de gravamen, que se situará 'en torno al 18%'. Aquí se incluirían cuentas corrientes, de ahorro, seguros, depósitos y plusvalías (ganancias patrimoniales).
Estas últimas seguirían tributando al tipo marginal del contribuyente si se generan en un periodo inferior al año. Si lo hacen a más de un año, el gravamen se elevaría del actual 15% al nuevo gravamen de en torno al 18%. En este caso, Hacienda establecería un mínimo exento para beneficiar a los pequeños ahorradores. La decisión de subir el gravamen de las plusvalías superiores a un año no está, sin embargo, cerrada. El vicepresidente Solbes es consciente de que cualquier subida afecta a los movimientos de capital que fluyen libremente por todo el mundo. Sobre todo en la zona euro, donde no hay riesgo de tipo de cambio.
Ahorro previsión
El llamado ahorro previsión también cambiará. Hacienda reorientará los incentivos por aportaciones a planes de pensiones hacia otras figuras que fomenten pensiones privadas complementarias a la Seguridad Social. Entre ellas, se está pensando en los seguros de dependencia.
Las deducciones a planes de pensiones no van a desaparecer, pero sí se limitarán. El Gobierno considera que, hoy por hoy, benefician sobre todo a los contribuyentes con rentas más altas, que tienen más capacidad de ahorro.
Hacienda también quiere recortar el incentivo al cobro de las prestaciones de estos planes en forma de capital (una única paga), que goza de una reducción del 40%. De la misma forma, quiere primar al contribuyente que plantee rescatar su plan de pensiones en forma de renta (periódicamente). Esta última fórmula no goza ahora de ningún beneficio fiscal, por lo que, en la práctica la mayoría de los contribuyentes con un plan de pensión decide rescatarlo de una sola vez, en donde sí tiene un fuerte incentivo. 'La administración no está para que un contribuyente se ahorre un 40% de impuestos y luego coloque ese dinero en la compra de una casa', señalan fuentes de la Administración. El objetivo del Gobierno es que ese dinero vaya efectivamente a completar la pensión pública.
La reformulación de los planes de pensiones individuales conllevará también un mayor incentivo a los planes de pensiones surgidos en la empresa, para extenderlos entre todos los trabajadores.
B. D. / MADRID (14-03-2005)