Archivado en Comunicados, Negociacion Colectiva

Más de 50.000 trabajadores y trabajadoras estan convocados a la huelga

Nueva huelga en el sector de Telemarketing


El próximo día 7 de diciembre se inician el primer día de huelga general, de 24 horas, convocado por todos los sindicatos presentes en la mesa de negociación del iii convenio colectivo, por lo que permanecerán inactivos los servicios de atención telefónica de empresas como endesa, iberdrola, renfe, bbva, bsch, vodafone, amena o telefónica.


pdf
print
pmail
La Federación de Servicios Financieros y Administrativos de CC.OO (COMFÍA), junto con el resto de los sindicatos presentes en la mesa de negociación del III convenio del sector de telemarketing (CGT, CIG y UGT),han convocado huelga general para los días 7, 23 y 30 de diciembre que afectará a más de 50.000 trabajadores y trabajadoras en el sector de Telemárketing, (empresas que prestan servicios de atención telefónica a los usuarios y clientes de la mayoría de las grandes empresas del país: de energía: Gas Natural, Repsol, Endesa, Iberdrola, Unión Fenosa, etc.; transporte y automoción: Renfe, Renault, etc.; comunicación: Digital+ y Auna Cable, etc.; telefonía: Telefónica, Moviestar, Vodafone, Amena, Retevisión, Euskaltel, Jazztel, Aló, etc.; banca: BBVA, BSCH, Patagón, Uno-e, Citibank, Zaragozano, etc., y otras muchas empresas de muy diversos sectores).
Estos días de huelga se llevan a cabo por segunda vez en este año después de las movilizaciones efectuadas en los meses de mayo y junio, que tuvieron un rotundo éxito de seguimiento por parte de la gran mayoría de los trabajadores y las trabajadoras del sector.

Los paros vienen motivados por la permanencia de la intransigencia mostrada por la patronal de telemarketing , AEMT, después de casi doce meses de negociación
El objetivo de estas movilizaciones es desbloquear la negociación del II convenio colectivo del sector, que tiene como principales reivindicaciones por parte de COMFÍA-CCOO los siguientes puntos:

  • Un Incremento de los salarios que garantice la ganancia de poder adquisitivo y el acercamiento a los niveles salariales medios de las empresas para las que prestan servicio.
  • Reducción sustantiva de la precariedad y la temporalidad en el sector, dotando al mismo de una mayor estabilidad por medio de la mayor regulación de la sucesión de empresas en los cambios de empresa contratista, para garantizar el mantenimiento de las condiciones económicas y laborales. El sector de telemarketing se ha convertido en el paradigma de la precariedad laboral de la nueva economía, y en muchas ocasiones las empresas del sector funcionan como verdaderos departamentos de recursos humanos de la empresas para las que prestan servicio, ya que son estas las que dirigen, controlan y coordinan a los trabajadores y la actividad, rozando la cesión ilegal de trabajadores o el prestamismo laboral.
  • Una mejor regulación y ordenación del tiempo de trabajo para hacer compatible la flexibilidad que deben tener los servicios que se prestan y la conciliación de la vida laboral y la familiar y el derecho que tienen todas las personas de gestionar su tiempo libre.
  • Una reducción efectiva de la jornada máxima anual mediante el establecimiento de días libres no recuperables