Archivado en Comunicados, Negociacion Colectiva, Jornada

CCOO BANESTO

Gestión Comercial en la Red


Recientemente Banesto ha introducido la función comercial para los Operativos de Caja de aquellas sucursales de tres trabajadores de plantilla. Según los responsables del banco, no supone ningún cambio en sus tareas actuales ni en sus condiciones de trabajo; lo que se pretende con esta actuación es incorporar a este colectivo al sistema de retribuciones variables (Bonus) que ya está en funcionamiento para otros colectivos de marcado carácter comercial. Esta medida está causando inquietud en todo el colectivo afectado y en el resto de operativos que actualmente hacen funciones administrativas en las sucursales.


pdf
print
pmail
Además de la inestabilidad laboral acentuada por la reducción drástica de plantilla en las sucursales, nuestra profesión está experimentando profundos cambios y los avances en ofimática e informática tienen como consecuencia una menor carga administrativa en las oficinas. Hemos de reciclarnos profesionalmente como mejor garantía de empleo e incrementar nuestras habilidades profesionales para poder desarrollar nuestro trabajo en un entorno laboral muy cambiante. Este enfoque es compartido por la mayoría de los trabajadores, que tenemos en nuestro puesto de trabajo nuestro principal activo para desarrollarnos personalmente; pero no a cualquier precio.

Las resistencias al cambio no están generadas por trabajadores que se han acomodado, sino por la presión abusiva que desde las Zonas se ejerce por la consecución de objetivos unilaterales e injustos. La tensión diaria que actualmente se vive con las multiconferencias y la infinidad de reuniones, configuran un horizonte nada interesante de falta de respeto y arrogancia. La formación necesaria para el desarrollo profesional se impone de tal manera que hay que justificar ante “medio mundo” la falta de asistencia, por lo que los asistentes no van precisamente muy motivados.

No se puede sufrir la labor comercial día a día, la mayoría de los Gerentes de este banco la perciben como un calvario; no basta con una compensación económica muchas veces arbitraria, lo que se necesita es respeto. Los responsables de este banco deben entender que los trabajadores tenemos derechos y nosotros tenemos la obligación de ejercerlos.

Hemos de evitar que la formación sea entendida como una herramienta de presión más en manos de los directivos del banco, que con esta manera de actuar hacen estéril el esfuerzo formativo. Se debe compensar la formación fuera de la jornada laboral de un modo más generoso. Actualmente sólo se compensa el horario lectivo y no el tiempo realmente invertido. La asistencia a los cursos es voluntaria y no es preciso justificar la falta de asistencia, basta con informar al convocante.

Si el cambio que se pretende abordar en Banesto está basado en estas maneras de hacer las cosas, CCOO no vamos a aceptar estas condiciones, si por el contrario quieren gestionarlo desde el respeto y el compromiso con los trabajadores, estamos dispuestos a abordar un proceso de dialogo y trabajo.

Noviembre de 2004