Archivado en Comunicados, Negociacion Colectiva

Comfia-CCOO y Cajamar cierran la crisis de los despidos mediante la negociación y el diálogo


Tras casi dos meses trabajando en relación a los despidos improcedentes, Comfia-CCOO hemos alcanzado con la Dirección de Recursos Humanos de Cajamar un compromiso satisfactorio en esta materia.


pdf
print
pmail

Este acuerdo, además de solucionar en la práctica totalidad el problema suscitado con los despidos, mediante soluciones ad hocpara cada uno de ellos, restaura nuestra confianza en que el diálogo y el consenso son los instrumentos fundamentales para alcanzar los objetivos sindicales y empresariales.

El sistema utilizado por Cajamar para los despidos, consistente en considerarlos despidos improcedentes y ofrecer los 45 días por año de indemnización que marca la ley, provoca indefensión en los trabajadores/as, pues aunque el trabajador acuda a los Juzgados de lo Social, el máximo de indemnización que conseguiría es el mismo que le están ofreciendo en el momento del despido, con lo que la denuncia se convierte en una entelequia.


La actuación de Comfia-CCOO en el proceso

Hemos intentando, como sindicato mayoritario en Cajamar, aprovechar todos los canales de diálogo que existen para lograr el acuerdo.


  • Cuando se produjeron los despidos, nos dirigimos a Recursos Humanos pidiendo que reconsideraran la situación.

  • Posteriormente ofrecimos al resto de fuerzas sindicales la posibilidad de ir conjuntamente a un proceso que, tras un intento de diálogo con Cajamar, derivara posteriormente en caso de no llegar a acuerdo, a una actuación sindical conjunta. Lamentablemente, solo hemos conseguido suscribir un comunicado conjunto y mantener una entrevista con Recursos Humanos, pues posteriormente no hemos conseguido aunar los esfuerzos del resto de fuerzas sindicales de cara a una movilización conjunta.

  • Finalmente, la perseverancia y la firmeza de nuestra posición, junto con el interés de Cajamar por llegar a una solución de diálogo, han permitido a Comfia-CCOO alcanzar un acuerdo que consideramos muy satisfactorio, pues ha sido avalado y seguido de cerca por los propios trabajadores afectados, a los que hemos ofrecido en todo momento asesoramiento, consulta y apoyo.


Las soluciones negociadas siempre son más satisfactorias

Incluso en los momentos de máxima tensión, hemos tendido a Cajamar la mano para la solución. Porque nosotros, como representantes de los trabajadores, no pensábamos únicamente en la situación actual, sino también en el futuro profesional de estos compañeros, que han podido participar, a través de Comfia-CCOO, en la solución a su situación y han decidido con nosotros al respecto.

Aquellos que no han tenido firmeza ni templanza, que no han comprendido que hay que poner por delante de los propios intereses los de los compañeros despedidos, sean quienes sean y pertenezcan al sindicato que pertenezcan, han sucumbido a su propia letanía y han cometido la torpeza de desmarcarse de los intereses de los trabajadores afectados, e incluso de publicar, en unos momentos muy delicados, comunicados con mensajes que podían tener repercusiones muy negativas para los trabajadores despedidos, a los cuales dejaban abandonados a su suerte.

Y, tan grave aún, a los que continuábamos luchando y trabajando por estos compañeros/as, intentaban hacernos aparecer como provocadores de miedo o de inquietud por poner de manifiesto en nuestros comunicados la situación real y por defender, sin ambigüedad, la injusticia total y la arbitrariedad de los despidos.


Un acuerdo y algo más

Al mismo tiempo que hemos alcanzado un acuerdo que soluciona la crisis de los despidos de estos compañeros (hasta donde hemos podido alcanzar y, obviamente, hasta donde los compañeros han querido, pues no somos dueños de su voluntad), hemos trasladado a Cajamar varios mensajes muy claros que deseamos sean tenidos en cuenta en un futuro para casos como estos:


  1. Antes de tomar una decisión que suponga la rescisión de un contrato, se debe avisar previamente al trabajador/a de que no lo está haciendo bien y de lo que la Entidad espera de él, de forma que pueda hacer autocrítica y corregirse, o bien defender su postura ante quien corresponda. Este argumento que hemos vertido continuamente en este proceso, ha sido aceptado por Cajamar en el marco del diálogo que hemos mantenido.
  2. Hemos trasladado a Cajamar de que el sistema que ha utilizado en estos casos para despedir es un sistema muy cruel, que provoca indefensión en el trabajador, y que consideramos conveniente que se erradique de la práctica diaria. La catalogación, desde un primer momento, del despido como improcedente y la consignación del importe, provoca una clara merma en la capacidad jurídica de actuación de los trabajadores y de sus representantes. Cambiarlo no supone ningún menoscabo para los intereses de Cajamar.
  3. Otra conclusión que hemos trasladado es que los problemas se pueden solucionar antes de tomar la última decisión, la que ya no tiene marcha atrás. El diálogo y la comunicación deben imperar, con carácter previo, para impedir que lleguemos en el futuro a situaciones como la actual.


Finalmente, desde Comfia-CCOO reiteramos nuestra disposición de diálogo con Cajamar con objeto de impedir que se den situaciones de este tipo y nuestro firme compromiso con los trabajadores/as de Cajamar, en la absoluta confianza de que vamos a defender sus intereses por encima de cualquier otra consideración. Nos interesan las personas.

Cajamar, 15 de marzo de 2010.

Comfia-CCOO te interesa

COMFIA CCOO Cajamar