Griñán satisfecho de que una caja andaluza sea un 'caballero blanco' que socorra a otra en situación de morosidad.

Archivado en Noticias, Fusiones

Finanzas.com - 03-03-09

Griñán satisfecho de que una caja andaluza sea un 'caballero blanco' que socorra a otra en situación de morosidad.





pdf
print
pmail

El vicepresidente segundo de la Junta y consejero de Economía y Hacienda, José Antonio Griñán, mostró su "satisfacción" por el hecho de que una caja andaluza "sea considerada un 'caballero blanco' que pueda socorrer a otra entidad, una vez se acometa el saneamiento financiero por el Fondo de Garantía del Banco de España" y así se pueda sostener "una situación no de insolvencia sino de morosidad" en Caja Castilla-La Mancha (CCM).

En su comparecencia en comisión parlamentaria, Griñán consideró una "buena noticia" el principio de acuerdo para emprender una fusión entre Unicaja y CCM, que se haya sumida "en un problema de morosidad, no de insolvencia".

Destacó la fortaleza del sistema financiero andaluz, aunque reconoció que no puede asegurar que "en el futuro sea boyante para todos, pues el sector financiero lo está pasando mal".

De esta forma, auguró que el sistema financiero estará formado por tres marcos, en el norte, liderado por La Caixa, en el centro, aglutinado por CajaMadrid y en el sur, con la gran caja andaluza, de manera que, a su juicio, "no habrá ningún problema de que se produzcan procesos de concentración y creación de un sector financiero potente".

Griñán se mostró partidario de mantener la marca de cada caja "independientemente de quien la dirija", de forma que, en su opinión, "sería un error cambiar el nombre comercial de CCM, sin perjuicio de que hubiera una unidad financiera, económica y una autoridad única sobre ella" y apostó por "mantener la obra social más territorializada".

Por otro lado, en su comparecencia sobre la situación de crisis económica, Griñán consideró además importante que "se restablezca el crédito", aunque recordó que "parte de esta crisis nace por haber dado demasiado crédito a demasiada gente".

Por ello, abogó por "mantener el equilibrio entre liquidez de una entidad y los préstamos a familias y pymes" y consideró que "no se debe volver a la situación previa a la crisis".

El consejero reconoció que ésta está siendo "una crisis de legitimación, que afecta al capitalismo en su conjunto" y que "la ha hecho algo imprevisible y que haya muchas dificultades"

A pesar de esa "incertidumbre" y del hecho de que "sea difícil saber cuando nos vamos a recuperar", Griñán consideró que "lo urgente no debe derogar lo importante, y se está haciendo política de demanda pero también no se debe dejar de hacer política de oferta, de capitalización; hay que meter dinero en el sistema", tras lo que destacó la importancia del Instituto de Crédito Oficial.

Griñán ese sentido, se mostró convencido de que el presupuesto de la Junta "se va a cumplir", y, aunque reconoció que ya tienen previsto que la economía se va a contraer un 1,6 por ciento, auguró que el presupuesto de ingresos "se va a cumplir, salvo unos 400.000 euros", el de gastos también se va a cumplir "porque me juego la barba porque nos corresponderá en el sistema de financiación una cantidad no inferior a 1.000 millones".

Mostró su deseo de que el grupo del G-20 "tome soluciones compartidas, coordinadas y coherentes", tras lo que consideró que "habrá que reformar las instituciones financieras internacionales". Además, en materia de precios, consideró que el riesgo de deflación "es pequeño", aunque auguró que en junio se podría alcanzar la 'inflación cero'.

El vicepresidente segundo y consejero de Economía y Hacienda, José Antonio Griñán, reconoció hoy en comisión parlamentaria que estamos ante una recesión mundial "de proporciones desconocidas" y destacó el esfuerzo del Gobierno andaluz para poner en marcha medidas a corto plazo que permitan incidir en las causas de la crisis económica.

Aunque todavía no se dispone de los datos de la contabilidad del cuarto trimestre de 2008, Griñán avanzó que los indicadores de coyuntura reflejan una profundización en la trayectoria de deterioro que manifiesta "la economía andaluza y que el año 2009 será muy difícil en términos económicos".

Ante esta situación, Griñán afirmó que el Gobierno andaluz "no ha permanecido con los brazos cruzados, sino todo lo contrario", tras lo que recordó que para hacer frente a las urgencias de la crisis, ha puesto en marcha una "poderosa batería" de medidas a corto plazo, "desde el momento en el que se detectaron los primeros signos de desaceleración de la economía, en febrero de 2008". MEDIDAS EN MARCHA

Entre las medidas para incidir sobre las causas de la crisis, el vicepresidente segundo dijo que se ha formalizado una operación de préstamo con el Banco Europeo de Inversiones (BEI) por 50 millones de euros, y se ha firmado un convenio con el ICO para facilitar la financiación de proyectos empresariales en Andalucía, con una movilización de recursos de 100 millones, y otro convenio con las entidades financieras para financiar pymes, dotado con 720 millones en 2008 y 2009 y bonificación de los tipos de interés.

Recordó que se cuenta, además, con el nuevo programa de incentivos para el fomento de la innovación y el desarrollo empresarial y con un programa de ayudas a empresas viables con dificultades coyunturales.

Junto a estas medidas orientadas a la liquidez, recordó las medidas de apoyo a la solvencia del sistema financiero, de forma que se pondrán en marcha líneas de avales a títulos de renta fija, emitidos por fondos de titulización de activos para financiación de pymes, en un caso, y de viviendas protegidas, en otro.

Por otra parte, Griñán subrayó el esfuerzo para incrementar las inversiones públicas y acelerar su ejecución, valoró el Plan de Medidas de Empleabilidad para el Mercado de Trabajo de Andalucía (Memta), y el programa que funciona como complemento al Fondo Estatal de Inversión Local, el Programa de Transición al Empleo de la Junta de Andalucía (Proteja), sobre el que mostró su satisfacción por que "todos los ayuntamientos andaluces hayan presentado sus proyectos, que van a dinamizar y crear empleo".

Finalmente, Griñán se mostró convencido de que la aplicación de estas medidas, unido al esfuerzo de todos "nos va a hacer salir de la difícil situación actual". CRITICAS DE LA OPOSICION

Por su parte, el diputado del PP José Enrique Fernández de Moya consideró que el Gobierno del PSOE "representa paro, para Andalucía y España".

Para Fernández de Moya, la Junta "no tiene credibilidad para los andaluces, que queremos soluciones para esta crisis económica", pero lamentó que en Andalucía "hay un gobierno noqueado, incapaz de poner en marcha reformas estructurales, siempre ofreciendo a la sociedad andaluza la generación de paro".

Consideró que el Gobierno andaluz "no tiene competencias tan limitadas, tiene competencias sobre políticas de oferta", tras lo que se mostró escéptico por el hecho de que la Junta mantenga sus previsiones presupuestarias para 2009, especialmente en el presupuesto de ingresos.

El diputado del PP insistió en su petición la necesidad de una reforma del sistema tributario, educativo, del sector público y de la política industrial.

Por su parte, el diputado de IU Pedro Vaquero también se mostró escéptico por el mantenimiento de las previsiones presupuestarias "pues si no sale dinero del ámbito privado para inyectar liquidez, habrá que meter dinero por parte del sector público".

Consideró que en Andalucía "estamos pagando los excesos" y reconoció no ser "tan optimista" sobre el hecho de que ninguna entidad financiera no vaya a sufrir quebrantos, puesto que "no nos vale decir que el sistema financiero sea sólido por estar supervisado".

Para Vaquero, frente a esta crisis "no hay que ser ni prudentes ni timoratos", tras lo que abogó por "un cambio de modelo productivo, algo que pide a gritos nuestra peculiaridad".