Archivado en Comunicados, Empleo, Carrera profesional

La emisi贸n de participaciones preferentes: 隆Menos agresividad, menos improvisaci贸n, m谩s preparaci贸n y m谩s confianza!

Historias para no dormir en Banco Sabadell


12-02-2009 Por los modos y formas que la Direcci贸n ha empleado en la comercializaci贸n de la emisi贸n de participaciones preferentes, parece que no acaba de confiar en la capacidad comercial de sus equipos (PDF:Cas) (PDF:Gal)


pdf
print
pmail
Untitled Document

Historias para no dormir

Por los modos y formas que la Direcci贸n ha empleado en la comercializaci贸n de la emisi贸n de participaciones preferentes, parece que no acaba de confiar en la capacidad comercial de sus equipos.

En primer lugar hizo una campa帽a de pre-venta agresiva, que no deber铆a efectuarse para ning煤n producto, pero menos a煤n para un producto complejo y de dif铆cil explicaci贸n para los clientes.

La campa帽a se ha llevado a cabo con un calendario no cerrado y con numerosas improvisaciones, y lo que es peor, sin que las condiciones de emisi贸n estuvieran definidas. Tan s贸lo se dio a conocer el tipo de inter茅s para los dos primeros a帽os, desconoci茅ndose la cantidad m铆nima para poder entrar en la emisi贸n, el importe de los t铆tulos, el tipo de inter茅s para los a帽os siguientes, el plazo de amortizaci贸n y el vencimiento. Entonces: 驴qu茅 est谩bamos vendiendo? 驴A qui茅n?

Las dudas se mantuvieron hasta la tarde del 29 de enero, o sea, con una antelaci贸n de uno o dos d铆as, viernes y s谩bado, aunque una buena parte de la red no tenga abierto los s谩bados.

En un aula virtual se expusieron las caracter铆sticas de la emisi贸n y se record贸 a los empleados que es su responsabilidad respetar escrupulosamente una serie de normas. En este aula tambi茅n se expuso, con absoluta claridad, que no era un producto adecuado para los ahorros de jubilados, ni de aquellas personas que en una situaci贸n tan complicada como la actual pudieran tener necesidad de disponer de sus ahorros. No obstante, en un principio se le vendi贸 a la red como un producto estupendo, alternativo a los dep贸sitos a plazo, con una rentabilidad muy superior y un margen que nos iba a sacar a todos de la crisis: a los clientes, a los empleados y al banco.
  Si tu cliente trabaja en una constructora, bien sea el pe贸n alba帽il, la secretaria del presidente o el arquitecto y sabes que esa constructora ha presentado un concurso de acreedores, 驴se lo recomendar铆as para sus ahorros? 驴Y a tu padre, jubilado con 70 a帽os, sin m谩s ahorros que esos?

驴Y en ese momento qui茅n se atreve a comunicar a su Zona y Territorial que lo que han prevendido no est谩 tan bien prevendido? Por lo que vuelta a empezar y a buscar nuevos compradores sobre la marcha, teniendo que romper numerosos compromisos establecidos previamente por una informaci贸n err贸nea. Esto no aporta m谩s que un mayor grado de stress y frustraci贸n.

Por si eso fuera poco, las instrucciones pasaban por qu茅 se teclearan las 贸rdenes r谩pidamente, ya que pod铆an terminarse las existencias. 驴Estaban los compradores esperando en las oficinas mientras los empleados las tecleaban? Seguro que no, y eso que el colapso del sistema provoc贸 que todo se demorara otras dos horas.

Si a los trabajadores se nos exige ser profesionales, algo que compartimos plenamente, tambi茅n lo ha de ser la Direcci贸n. 脡sta debe planificar adecuadamente una campa帽a de estas caracter铆sticas, dando a conocer el producto con la debida antelaci贸n, dotarles del correspondiente argumentario, informaci贸n adecuada de p煤blico objetivo, proveer al personal de todos los documentos necesarios para que puedan incorporarse al sistema en el momento adecuado y sin colapsos del sistema.

隆Menos agresividad, menos improvisaci贸n, m谩s preparaci贸n y m谩s confianza!

Febrero de 2009