Archivado en Comunicados, Prevision Social, Carrera profesional

CCOO BANESTO
La oferta actual rebaja las condiciones de prejubilación

Prejubilaciones a la baja


El banco ha iniciado una nueva oferta de prejubilaciones que incluye la jubilación anticipada a los 63 años para los no Mutualistas y a los 61 para los Mutualistas. Esta oferta supone una disminución de poder adquisitivo en muchos casos y rebaja la ofertada a los ya prejubilados en los meses pasados. Además, genera una importante inseguridad jurídica que podría impedir su jubilación efectiva.


pdf
print
pmail
Banesto, que sigue con su política de hechos consumados, ha iniciado una campaña de prejubilación acelerada, en la  que tiene previstas 120 suspensiones de contrato por este motivo para 2009 y que con toda probabilidad se producirán en el primer trimestre del año para que el ahorro de costes sea mayor.

La actual oferta genera dudas económicas, ya que a pesar del incremento del 1% anual, representa una rebaja generalizada de las condiciones de prejubilación respecto a las establecidas por el banco en el año 1998, que son las que se han venido ofertando hasta ahora.

También son sustancialmente peores que las ofertadas el año pasado a los trabajadores ya prejubilados, puesto que se elimina la aportación vitalicia que el banco hacía a los 65 años y que eliminaba la perdida que se producía con el sistema nuevo a partir de esa edad.

Además, seguimos teniendo muchas incertidumbres jurídicas sobre la oferta del banco, ya que sigue sin resolverse la contradicción entre el desarrollo reglamentario (pendiente de aprobación) y la Ley (ya aprobada), lo que puede suponer un largo proceso jurídico, como comentábamos en circulares anteriores en relación a las ofertas a los ya prejubilados.

¿Por qué el banco no quiere un acuerdo con los Sindicatos?

CCOO  hemos manifestado por activa y por pasiva que estamos dispuestos a negociar y firmar un acuerdo para dar las garantías jurídicas que ello supone a los trabajadores, pero no estamos dispuestos a aceptar la rebaja de las condiciones económicas de la prejubilación con la política de hechos consumados que quiere practicar el banco, y a que TODO el ahorro suponga exclusivamente una reducción de costes para el banco.

Si el banco sigue con su actual política de decisiones unilaterales que perjudican a los trabajadores, solo puede encontrarse con nuestro rechazo.

Nuestra recomendación ante las nuevas propuestas de prejubilaciones es la de actuar con mucha cautela, analizando las condiciones económicas de un modo exhaustivo, y sobre todo considerando la posibilidad de que la Seguridad Social deniegue la jubilación.

Por otra parte, estamos insistiendo en tener un Acuerdo por el Empleo, que contemple las contrataciones (tipos de  contratos) y las bajas del año (prejubilaciones) con el fin de dotar adecuadamente la plantilla de las oficinas.

Estamos a vuestra disposición para daros toda la información y asesoramiento que preciséis.

13 de febrero de 2009