Archivado en Comunicados, Negociacion Colectiva

Comunicado Caixa Tarragona

SUSPENSO PARA LA DIRECCIÓN


Todavía estamos empezando un año que parece será muy difícil, según todas las predicciones.

Y en nuestra casa, para no ser menos, la dirección ya ha empezado a tomar medidas para apaciguar las repercusiones de la crisis económica en nuestra empresa.

Que quede claro que la situación de nuestra Caixa es única y exclusivamente responsabilidad del comité de dirección, y que por tanto si estamos donde estamos es porque los señores que trazan los rumbos nos han llevado hasta aquí.


pdf
print
pmail
Es por eso que medidas como la que tomó la dirección de absorber los complementos salariales del nivel IV hasta el I ─lo querían hacer a toda la plantilla pero después de duras conversaciones se tiraron atrás─ son del todo contraproducentes, como nos están diciendo ya muchos compañeros (directores de oficina, jefes de departamentos, interventores, etc.), ya que les desmotiva profundamente. Precisamente en un momento en que la moral tiene que estar lo más alta posible para afrontar las dificultades en las que estamos inmersos.

Un SUSPENSO PARA LA DIRECCIÓN.

Esperamos que en este sentido, si lo que quieren es ahorrar gastos, los directivos renuncien a cobrar sus salarios variables, porque por lo que parece, teniendo en cuenta la situación en la que estamos, no se los han ganado.

La dirección no nos puede pedir sacrificios, ahora que parece que no va bien, porque cuando las cosas iban viento en popa ─recordemos que el año 2007 los resultados que dábamos a los medios de comunicación eran los mejores de la historia de Caixa Tarragona─ no se nos reconoció ningún esfuerzo.  

Pedíamos y pedimos la aplicación de las mejoras del préstamo hipotecario de convenio a la cartera viva, la aplicación de la sentencia de Caixa Laietana, el pacto de los horarios singulares de la central, el reconocimiento del atraco como riesgo laboral, la aplicación de las medidas necesarias para reconocer a los trabajadores de la entidad como usuarios de pantallas de visualización de datos, la elaboración del plan de igualdad…

No se nos ha hecho caso, en muchos casos ni tan sólo nos contestan las cartas que mandamos a recursos humanos.

Y ahora quieren que hagamos esfuerzos complementarios.

Señores de la dirección: no tienen ninguna ascendencia moral para pedirnos nada. Empiecen a apretarse el suyo, de cinturón; de verdad, den ejemplo y renuncien a sus desorbitados salarios variables, que no se los han ganado.

Tarragona, 13 de enero de 2009


Ver en PDF