Archivado en Comunicados, Negociacion Colectiva

Registros de la propiedad: Otra moratoria


Es sorprendente, que una vez desaparecido el fantasma de la reducción arancelaria, la patronal APR en lugar de mostrarse sensible con los problemas de empleo que se están dando en numerosos Registros prefiere, a costa de la crisis, endurecer su posicionamiento y ver como va desangrándose poco a poco el personal a su servicio


pdf
print
pmail
La comisión negociadora del II Convenio Colectivo ha vuelto a reunirse el pasado 13 de enero. En esta ocasión era la patronal APR la que tenía que dar respuestas a las propuestas ya aportadas en su día por la parte social.

    De esta forma, se habló y debatió sobre jubilaciones anticipadas, que fueron descartadas por la patronal;  jubilaciones forzosas a los sesenta y cinco años, que fue desechada por el sindicato mayoritario; y de bolsas de recolocación de trabajadores, que fueron convertidas en bolsas de trabajo en las que al personal despedido con motivo de la crisis se les otorgaría derecho a participar en las diferentes acciones formativas que se realizasen en el sector.

    Cabe resaltar, como único aspecto positivo, el acuerdo que se ha alcanzado en materia de regularización de las bases de cotización, con el objeto de que las cotizaciones mensuales del personal queden lo más homogenizadas posible, aunque quedó sujeto a la pertinente consulta a la Tesorería General de la Seguridad Social.

    En materia retributiva, la patronal APR nos sorprendió a todos cuando manifestó que no estaba dispuesta a adoptar medidas económicas excepcionales a los efectos de mitigar la precariedad salarial, porque entendía que la solución debía basarse en el modelo económico a aplicar para el segundo texto convencional; desvelándonos a continuación que sólo estaba dispuesta a negociar un modelo retributivo basado en salarios mínimos garantizados mensualmente, que se complementaría con una participación en los ingresos de la oficina, pero con un tope máximo a determinar. 
  
Es sorprendente, que una vez desaparecido el fantasma de la reducción arancelaria, la patronal APR en lugar de mostrarse sensible con los problemas de empleo que se están dando en numerosos Registros, y con la precaria situación salarial de cada vez más compañeros y compañeras, prefiere, a costa de la crisis, endurecer su posicionamiento en la negociación y mirar, desde su privilegiada atalaya, como va desangrándose poco a poco el personal a su servicio, que, cada día que pasa, se encuentra, a falta de soluciones concretas, totalmente desesperado, desilusionado y desmotivado.

En resumidas cuentas, que después de tres o cuatro reuniones convocadas al sólo efecto de abordar la problemática por la que actualmente atraviesa el sector, la patronal ha decidido unilateralmente: a) no adoptar ningún tipo de medida a dicho efecto, si éstas no se enmarcan dentro del futuro texto convencional; b) que el único modelo retributivo que están dispuestos a negociar es el anteriormente comentado de tablas salariales con pluses limitados de productividad o rendimiento, es decir, se oferta estabilidad salarial (que no en el empleo) a cambio del porcentaje que actualmente está destinado a retribuir al personal en participación; y c) que, en caso de desacuerdo, les sigue siendo válido el texto del primitivo, decimonónico y anticuado, pero vigente, convenio del 92.

No obstante lo anterior y a falta de una mayor concreción de esa propuesta, desde COMFIA-CCOO entendemos que es posible encajar el modelo retributivo propuesto por la patronal, siempre y cuando:
1º) las tablas salariales no se fijen con el sólo propósito de establecer retribuciones mensuales mínimas, sino con el objetivo primordial de retribuir digna y adecuada y suficientemente a todo el personal de los Registros de la Propiedad, Mercantiles y de Bienes Muebles de España; y
2º) que, obviamente, se realice un replanteamiento en los demás aspectos sujetos a negociación, tales como jornada, horarios, permisos, conciliación de la vida laboral, personal y familiar, promoción profesional, derechos sindicales, salud laboral y beneficios sociales.

Por otro lado, queremos recordar el derecho que tienen todos los empleados y empleadas del sector a percibir los salarios mínimos mensuales y no compensables, que  en el año 2003 fueron establecidos por los miembros de la parte empresarial y social que formaban parte de la Comisión de Vigilancia y Seguimiento, así como invitar a todo el personal afectado por el impago de esos salarios a que denuncien, sin miedo, dicha situación.

        ¡¡¡ SEGUIREMOS INFORMANDO !!!.
Necesitamos un Convenio Justo, Actual y de Progreso ¡Y LO NECESITAMOS YA!

Afiliate a CCOO