Archivado en Noticias, Socio Economico

CCOO Asepeyo

El paro se dispara en Espa√Īa por la precariedad y la escasa industria.


El sector secundario supone el 16% del PIB, frente al 40%en los países europeos más industrializados. La temporalidad está cerca del 30% y supera con mucho la de las economías occidentales de la UE.

 



pdf
print
pmail

09-12-2008 - La fuerte creaci√≥n de empleo en Espa√Īa en los a√Īos de bonanza fue el asombro de la econom√≠a europea. De la misma manera en que ahora el brutal crecimiento del desempleo causa perplejidad y alarma en el continente. En apenas un a√Īo, se ha pasado de una tasa de paro del 8% a otra pr√≥xima al 12,8%, mientras la mayor√≠a de pa√≠ses europeos est√°n manteniendo sus tasas de empleo. El alto nivel de temporalidad y un modelo productivo precario y con escaso sector industrial son los responsables.
El desempleo espa√Īol ha subido casi cinco puntos en un a√Īo, hasta casi rozar los tres millones de parados. En otros pa√≠ses, como Italia, Reino Unido, Francia o Portugal, los incrementos son inferiores a un punto. Muy lejos quedan Alemania y los pa√≠ses n√≥rdicos, donde la crisis apenas si est√° afectando al empleo. La prueba es que incluso est√°n logrando disminuir sus tasas de paro.
De hecho, solo Irlanda y Espa√Īa sufren graves deterioros de sus mercados laborales. Con todo, la tasa de paro del pa√≠s insular a√ļn se situaba en octubre en el 7,1%. Espa√Īa no es solo el socio de la UE donde crece m√°s el desempleo, sino que tambi√©n es donde hay un mayor n√ļmero de parados en t√©rminos absolutos si se except√ļa Alemania, aunque este pa√≠s tiene m√°s del doble de ocupados. Ya hay 2,96 millones de parados en Espa√Īa, y la mayor√≠a de los expertos dan por seguro que se llegar√° a los 4 millones en el 2009.

TRISTE DIFERENCIA
Tres catedr√°ticos de Derecho del Trabajo --Francisco P√©rez de los Cobos (Complutense), Carlos Palomeque (Salamanca) y Jes√ļs R. Mercader (Carlos III)-- y uno de Econom√≠a --Juan Jos√© Dolado (Carlos III)-- son un√°nimes al afirmar que lo que dispara al paro en Espa√Īa son las "peculiaridades" del modelo productivo y la estructura laboral.
El 75% del producto interior bruto (PIB) está sustentado por los servicios (63,4%), principalmente el turismo, y por la construcción (11,5%), mientras que la industria apenas sí aporta el 16%. En los países industrializados europeos, el peso de las empresas productivas es del 40%. Incluso en estados menos desarrollados como Turquía es del 24%.
El empleo industrial es m√°s estable: sus trabajadores son m√°s productivos, est√°n m√°s especializados y han recibido m√°s formaci√≥n de sus empresas, con lo que a estas les interesa menos sustituirlos. As√≠, el sector, donde trabajaban 3,2 millones de asalariados en octubre del 2007, apenas s√≠ ha perdido 76.800 efectivos en un a√Īo, en l√≠nea con lo que sucede en el norte de Europa.
Además, una empresa industrial "no está basada en el artificio sino en actividades más asentadas", apunta Palomeque. Junto a Dolado, afirma que las crisis afectan a todos los sectores, pero al industrial mucho más tarde, y por eso en Europa apenas sí se nota por el momento.
Por contra, la construcción, que estaba dando empleo a 2,7 millones de personas, ha perdido 256.100 trabajadores. Los servicios, también muy sensibles a la crisis y con 13,6 millones de empleados en octubre del 2007, han dejado en la calle a 232.200 personas.
Tambi√©n hay unanimidad entre los expertos sobre los efectos perniciosos de la alt√≠sima precariedad del mercado laboral, ya que los temporales son m√°s baratos y f√°ciles de echar. A√ļn se firman al mes m√°s de un mill√≥n de contratos de este tipo, frente a apenas 130.000 fijos. La tasa de temporalidad roza el 30%, cuando en Alemania est√° en torno al 14%, en Italia es del 13%, y en Portugal es del 22%. B√©lgica, Holanda y Reino Unido no llegan a los dos d√≠gitos.
Los expertos niegan que, como defienden las empresas, la legislaci√≥n laboral sea demasiado r√≠gida. Los costes del despido, apuntan, son similares en toda Europa, e incluso pa√≠ses como Francia o Holanda ofrecen muchas m√°s garant√≠as a los trabajadores que Espa√Īa.
La prueba es que los empresarios realizan miles despidos, m√°s que en cualquier pa√≠s europeo. Mercader y Palomeque se quejan de que los empresarios espa√Īoles recurren demasiado a la flexibilidad externa (es decir, a los despidos), mientras que en Europa se ensayan m√°s medidas de flexibilidad interna: de reorganizaci√≥n.

FRANCISCO J. DE PALACIO
El Periodico

 Opina en nuestro blog

 [VISITA NUESTRA P√ĀGINA]