Archivado en Noticias, Negociacion Colectiva, Empleo

CCOO Asepeyo

CEOE propondrá un nuevo contrato con despido más barato.


Las tesis patronales aseguran que un contrato indefinido con, por ejemplo, una indemnización por despido de 20 días por año trabajado, facilitaría la disminución de la temporalidad.



pdf
print
pmail

05-12-2008 - La patronal CEOE piensa sacar del cajón una vieja reivindicación. Se trata de proponer la creación de un nuevo contrato indefinido 'más flexible' que los existentes, según explicó ayer el presidente de esta organización, Gerardo Díaz Ferrán en declaraciones a RNE.

Según sugirió Díaz Ferrán, la flexibilidad de este nuevo contrato radicaría en una indemnización por despido individual e improcedente más barata que las dos que existen actualmente (45 días por año trabajado con un máximo de 42 mensualidades; 33 días por año con un máximo de 24 mensualidades).

De hecho, las tesis patronales aseguran que un contrato indefinido con, por ejemplo, una indemnización por despido de 20 días por año trabajado, facilitaría la disminución de la temporalidad, ya que, según han manifestado los responsables de la CEOE en algunas ocasiones, los empresarios prefieren un indefinido barato a un temporal, aunque sea gratis despedirle.

En opinión de Díaz Ferrán, este nuevo contrato 'es necesario para incentivar a que las pequeñas y medianas empresas contraten en estos momentos tan delicados'. Si bien precisó que estaría destinado a 'parados y a los que tienen empleo temporal, los demás seguirían como están'.

En cuanto a las reivindicaciones salariales de la patronal para 2009, el presidente de CEOE se mostró contrario a la congelación de sueldos generalizada, porque esto frenaría aún más el consumo. Pero añadió que deberán fomentarse y flexibilizarse las cláusulas de descuelgue (también llamadas de inaplicación salarial) para que las empresas en dificultades puedan no aplicar las subidas retributivas que fijan sus convenios sectoriales.

El salario mínimo, en el punto de mira

Los sindicatos CC OO y UGT enviaron ayer una carta a la secretaria de Empleo, Maravillas Rojo, reclamándole que el Gobierno eleve el salario mínimo interprofesional (SMI) de los actuales 600 euros a 648 euros en 2009. Esto supondría un aumento del 8%. Sin embargo, el ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, en declaraciones a la Cadena SER, no quiso comprometerse ayer a acometer esta subida; y sólo garantizó que el SMI no perderá poder adquisitivo y que el Gobierno cumplirá su compromiso de que llegue a 800 euros al final de la legislatura.

Cinco Dias

 Opina en nuestro blog

 [VISITA NUESTRA PÁGINA]