Archivado en Comunicados, Negociacion Colectiva, Empleo

Reunión de los sindicatos con el Sr. Sánchez-Asiaín

La crisis llama a la puerta de la BBK




pdf
print
pmail

 

 

 

Ayer, 21 de octubre, la Dirección de la caja convocó a los sindicatos para presentarnos las medidas que va a poner en marcha ante algunos de los impactos de la crisis económica, como son el descenso importante del negocio hipotecario. Sabido es que la expansión de BBK, como la de la mayoría de las cajas en los últimos años, se ha centrado precisamente en la venta de hipotecas, por lo que estas medidas tienen una significación muy especial en la red y la plantilla de la Expansión.

El mensaje del Sr. Sánchez-Asiaín fue el siguiente:

“Ante el impacto que puede suponer en la Cuenta de Resultados de ejercicios futuros los volúmenes decrecientes del negocio, la reducción de los márgenes por la bajada de los tipos de interés, y el aumento de la morosidad, se tomarán acciones tendentes a crecer en los márgenes, trabajar en la recuperación de la morosidad y reducir costes.

 

 

Por tanto han decidido que, al tener una red de oficinas en Expansión relativamente nueva en su implantación, con una caída muy importante en el tema del negocio (por haberse dedicado fundamentalmente al tema hipotecario), con una rentabilidad negativa en un número importante de ellas y un sobredimensionamiento de las plantillas para la situación actual, ha de impulsarse un cambio en el modelo de negocio, dirigiéndose a nuevos colectivos, segmentos de posible clientela, etc.

 

 

Para ello se realizará un trabajo centralizado de marketing a distancia, con la incorporación de 2 personas, y el refuerzo con otras 2 personas del área inmobiliaria para apoyo a la Expansión.

 

 

También, y aprovechando el retorno a Bizkaia de 50 personas aproximadamente, para que no tenga efectos traumáticos, están trabajando con las direcciones de zona para efectuar un aligeramiento de las estructuras de Expansión, reduciendo los puestos de trabajo en algunas oficinas y/o pasando a tener algunas de ellas  personas compartidas.

 

 

Así mismo se cierra la oficina de Moncofa (Castellón),  que se abrió al amparo de unas promociones inmobiliarias que no se han realizado y que no tiene sentido su continuación.

 

 

Manifiesta, que éste plan no va a llevar reducción de plantilla en la Caja (si va a disminuir algo el personal en la Expansión pero no el total) y que los acuerdos tomados en el Convenio en relación con el empleo se seguirán cumpliendo.”

 

 

Por nuestra parte queremos incidir en algunas cuestiones:

 

.- Hace pocos días, BBK presentaba los datos del cierre a 30 de setiembre. Los niveles de solvencia y liquidez, la evolución de la morosidad y otros ratios en comparación con los del sector nos indican que existen bases sólidas para hacer frente a las incertidumbres sobre la evolución de la situación económica. Pero en momentos como estos, especialmente, hace falta un liderazgo claro. Son necesarios mensajes claros a la plantilla y políticas comerciales soportadas en medios suficientes.

.- El cumplimiento del convenio en todos los apartados relativos al empleo (retornos, prejubilaciones, contrataciones etc.), es perfectamente compatible con la reorientación del negocio que se plantea. Más aún, puede ser una herramienta importante para gestionar los ajustes de negocio necesarios. La nueva orientación del negocio hace imprescindible acometer creación de puestos Técnicos Especializados y Avanzados.

.- Las modificaciones en la asignación de personal en las oficinas deben garantizar una gestión suficiente de cara a las nuevas exigencias de negocio y su aplicación deberá someterse a un contraste periódico para ver si se cumple esa suficiencia. Al mismo tiempo, es obligatorio, y así lo exigiremos a la Dirección, que se valoren los objetivos de este año a la luz del deterioro de la situación económica y de la nueva asignación de recursos. Asimismo, los objetivos para el año próximo deben plantearse de manera realista a la luz de la nueva situación.

.- La plantilla va a necesitar una actualización formativa para abordar un giro del negocio hipotecario hacía otro tipo de clientela. Y va a necesitar no sólo esfuerzo sino productos y soportes suficientes. Y deben abordarse cambios organizativos en la Expansión que refuercen la capacidad de gestión, seguimiento del negocio, los riesgos y las recuperaciones en las distintas Zonas.

    El plan director para los años 2008-2010 con respecto a la Expansión se ha demostrado demasiado ambicioso, bien debido a la crisis económica o a un modelo de crecimiento para las oficinas recién abiertas basado en el préstamo hipotecario. Así pues, el “cambio de negocio” que se quiera marcar ahora para la Expansión debe contar con el apoyo y comprensión suficiente por parte de la Dirección.

    Atención especial merecerán las 4 zonas de Madrid, ya que en ellas el descenso de empleados puede ser notable, al igual que la conversión en oficinas de 2 empleados (pueden aproximarse a unas 20). En un momento de negocio complicado, estas oficinas de 2 empleados pueden ver reducido sus posibilidades de incrementarlo. Es evidente que será un importante reto organizativo, más en un momento que retornan 50 personas con más de cuatro años de experiencia, y son sustituidos por personas que en su mayoría han terminado sus estudios universitarios recientemente.

    En definitiva es necesario, y así lo queremos transmitir, un mensaje de tranquilidad sobre el que fundamentar la respuesta a los nuevos retos que la situación plantea. CC.OO., tanto en el plano sindical  como desde nuestra representación en los Organos de Gobierno (Asamblea y Consejo de Administración), pondrá todo su empeño para que esta situación no debilite ni la aplicación del convenio, ni la  estabilidad y seguridad jurídica de la plantilla.