Archivado en Comunicados, Negociacion Colectiva

¡Falta personal!


¡queremos soluciones ya!


pdf
print
pmail

La falta de personal en Caixa Laietana es crónica, cuestión que reiteradamente venimos denunciando, y a la cual la Dirección no pone remedio, sólo buenas palabras.

Muy a menudo nos encontramos oficinas con una sola persona durante días y días, o bien oficinas donde oficialmente constan 4 ó 5 personas que no llegan a 2 ó 3. Zonas sin suplentes, y también Departamentos Centrales donde por costumbre ya se da por sentado que las bajas y las vacaciones no se suplen, y que, además, están en el punto de mira de una futura reducción del número de empleados y empleadas que tienen actualmente.
Y todo esto pasa en una Entidad con más de 275 centros de trabajo. Una Entidad que por su propio tamaño y por su buen gobierno, tendría que tenerlo todo previsto.

Aquí, sin embargo, lo único previsible es el esfuerzo que hará el compañero/a de turno que padecerá la situación. Será él o ella quienes resolverán el problema. Y, por supuesto, sin compensación alguna.

Asimismo, la excesiva rotación del personal, es decir, la continúa sangría de buenos profesionales que se van porque no ven un futuro claro, agrava todavía más esta triste realidad. Situación que, amén de resultar lamentable, nos empobrece como Entidad. Esta pérdida de capital humano que no tiene un reflejo a corto plazo en la cuenta de resultados nos pasará factura a largo plazo.

Ahora se acerca nuevamente el periodo de vacaciones, y de nuevo los Servicios Centrales no tendrán suplentes, por lo que las oficinas padecerán de nuevo retrasos en la resolución de sus temas. Pero el gran perjudicado, o mejor dicho, el perjudicado final será el CLIENTE. (del cual todos y todas vivimos, señor Director)

Pero también las Oficinas padecerán durante estos periodos vacacionales. Porque si bien, en teoría, algunas (no todas), tendrán suplentes, es obvio que por más buena voluntad y preparación que tengan estos nuevos compañeros y compañeras, (a los cuales des- de aquí y ahora queremos dar la bienvenida y agradecerles el esfuerzo que harán al ayudarnos), difícilmente podrán sustituir totalmente a compañeros y compañeras con años de experiencia.

Sucederá también que en este periodo, mientras algunos compañeros y compañeras no podrán disfrutar de las vacaciones deseadas, la Dirección de la Entidad en bloque, disfrutará de las suyas, y muchas decisiones no se podrán tomar por falta de directivos, para desesperación de muchos clientes y de los sufridos empleados que tendrán que solucionar como puedan la papeleta.

No nos cansaremos de reflejar la realidad y de dar soluciones: equipos de suplencias, plan de formación adecuado a las tareas que cada cual tiene que desarrollar, plan de carrera, pero también cosas tan obvias como recontratar para los periodos de verano a compañeros y compañeras de otros años, contratos de más larga duración: mínimo 6 meses, y otras medidas...

Pero necesitamos algo más. Queremos soluciones, ya. No pueden ustedes, (la Dirección) continuar ignorando los problemas, ni podemos (nosotros) continuar explicando la realidad que todo el mundo ya conoce. Nuestro trabajo no es sólo ser narradores de la realidad, sino que devenimos obligados a forzar a la Dirección para que se avenga a solucionar todos estos problemas, siendo la mejor manera la de los buenos y sólidos argumentos, convenciéndoles de que ése es el mejor camino para todos. Pongámonos a la tarea, pues.