Archivado en Noticias, Socio Economico

Sindicato mundial insta a ser los ojos y los oídos de un nuevo sistema normativo financiero


Tres millones de empleados de finanzas tienen que ser “los ojos y los oídos” de un nuevo sistema normativo financiero, insta el sindicato mundial UNI Global Union en su división financiera.


pdf
print
pmail
Millones de empleados de las finanzas podrían ser el mejor sistema de alerta temprana para advertir a los reguladores sobre infracciones de normas por parte de empresas financieras, según propuestas que anunciará esta semana el sindicato global, UNI Sindicato Global.

Ante la cumbre financiera del G20 del 15 de noviembre en Washington, UNI Sindicato Global está instando a los principales regulares internacionales a que adopten un proceso estructurado de control de “abajo hacia arriba” por parte de los empleados, con el fin de reforzar cualquier nuevo marco normativo financiero que se acuerde.

La propuesta se presentará formalmente a altos representantes de sindicatos de la finanza en la Conferencia UNI-Europa Finanzas, que tendrá lugar el 6 de noviembre en Viena. Ahora bien, UNI Sindicato Global escribió hoy una carta con las propuestas al Director de Fondo Monetario Internacional, Dominique Strauss-Kahn, al Presidente del Consejo de la Unión Europea, Nicolas Sarkozy, al Presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, al Presidente del Eurogrupo y Primer Ministro de Luxemburgo, Jean-Claude Juncker, y al Presidente del Banco Central Europeo, Jean-Claude Trichet. Las afiliadas también están escribiendo a sus gobiernos y reguladores nacionales.

Según las propuestas, los tres millones de miembros de UNI del sector de la finanza, que trabajan en empresas en 98 países, controlarían el funcionamiento de las normas sobre una base permanente e informarían sobre infracciones a la sede de UNI, vía sus 215 afiliadas. Seguidamente, UNI presentaría un informe trimestral a los reguladores, poniendo de relieve las infracciones de las normas, los riesgos y las tendencias graves.

El Secretario General de UNI Sindicato Global, Philip Jennings, dijo: “Nuestros tres millones de afiliados, que trabajan en empresas financieras a través del mundo, deben ser los ojos y los oídos de un nuevo sistema normativo financiero. Es evidente que la regulación financiera nacional descendente ha fracasado. Proponemos un marco normativo internacional reforzado con un enfoque “de abajo hacia arriba”, para proporcionar la alerta temprana cuando las empresas cometen infracciones graves tanto de la letra como del espíritu de las nuevas normas

“Como Sindicato Global, tenemos un alcance, profundidad y pericia únicos enel sector financiero, que puede contribuir a asegurar una supervisión normativa adecuada e impedir que se repitan las prácticas irresponsables que han llevado a nuestro sistema financiero al borde del derrumbamiento.”

“Nuestra propuesta señala un nuevo enfoque para los sindicatos. Criticar a los causantes de la crisis no es suficiente: tenemos una responsabilidad ante nuestros afiliados – y ante todos los empleados cuyos empleos peligran a causa del colapso financiero – es decir estar asociados a un nuevo proceso de control de las normas para asegurar que esto nunca vuelva a suceder.”

Para más información, pueden ponerse en contacto con:

UNI Finanzas