PONGAMOS ORDEN EN LOS AGENTES FINANCIEROS

Archivado en Comunicados, Empleo, externalizacion

CCOO BANESTO

PONGAMOS ORDEN EN LOS AGENTES FINANCIEROS


A propuesta de COMFIA-CC.OO. el grupo parlamentario de Izquierda Unida ha presentado algunas enmiendas en la tramitación del Proyecto de Ley por el que se regula la contratación con los consumidores de préstamos o créditos hipotecarios y de servicios de intermediación para la celebración de contratos de préstamo o crédito.


pdf
print
pmail

Dentro de dicho proyecto de ley (Art. 22) se establecen nuevas obligaciones para los intermediarios financieros y es precisamente en dicho apartado donde pretendemos que se imposibilite que los propios bancos se constituyan en intermediarios de ellos mismos, para de esta forma eludir las obligaciones que como tales bancos tienen en diversos órdenes, entre ellas, la supervisión de sus actividades por parte del Banco de España y las de carácter laboral.

Pretenden igualmente las enmiendas presentadas clarificar que los agentes financieros son intermediarios financieros y que dichas actividades se ubican funcionalmente en los establecimientos financieros de crédito.

En efecto, en los últimos años algunos bancos como el BBVA y el Banco Popular han constituido empresas (BBV Dinero Express y Mundo Credit) con sus correspondientes redes de oficinas, para operar como intermediarios del propio banco, sin asumir las obligaciones determinadas por el convenio colectivo de Banca (salarios, horarios, derechos, etc.).

Utilizan la misma imagen corporativa que el propio grupo bancario, de tal forma que parece difícil diferenciar una oficina del propio banco de una oficina del agente financiero.

Lo que aparece como una atención especifica para los inmigrantes, no es otra cosa en la práctica que una segregación. Oficinas bancarias que dicen que no son bancos, empleados inmigrantes que no cobran como empleados de banca y clientes inmigrantes a los que se les atiende de otra manera pero hacen las típicas operaciones bancarias.

En Comisiones Obreras somos partidarios de oficinas bancarias que necesariamente tienen que estar dentro y no fuera de los bancos, para atender a todos los clientes sean estos inmigrantes o no, atendidos por trabajadores con todos los derechos sean estos trabajadores inmigrantes o no.

Si el resto de los grupos parlamentarios apoyan dichas iniciativas, corresponderá incorporar a los bancos correspondientes las actividades que desarrollan los intermediarios que no son tales, al ser empresas del propio banco y reubicar las actividades de quienes sí son intermediarios financieros en el ámbito que corresponde, esto es, en el de los estamentos financieros y no en el de oficinas y despachos, tal y como ha venido determinando en muchos casos la Inspección de Trabajo.

Estamos convencidos de que con el apoyo de los trabajadores afectados y los trabajos continuados de nuestro sindicato, más pronto que tarde conseguiremos nuestros objetivos.

Octubre 2008