Archivado en Comunicados, Negociacion Colectiva, Empleo

Un aspecto positivo a destacar es que la plantilla del C.A.R. es voluntaria

Arranca el C.A.R. de Madrid


29 09 2008 Un aspecto negativo importante a destacar es la mala ubicaci√≥n que se ha buscado, con dos estaciones de metro a veinte minutos andando, sin Renfe, escas√≠simos autobuses, casi sin posibilidad de aparcamiento y poca oferta de restauraci√≥n. (PDF: Cas)


pdf
print
pmail

Como sab√©is estos d√≠as se pone en marcha el Centro Administrativo Regional de Madrid en Juli√°n Camarillo 29. Posteriormente, seg√ļn las informaciones de la empresa, se pondr√° en marcha el de Asturias y, el pr√≥ximo a√Īo, el de Catalunya. Est√° pendiente de decisi√≥n si en un futuro se abre otro en Andaluc√≠a o si se lleva desde Madrid, que parece lo m√°s probable.

Durante estas semanas hemos estado atentos a la planificaci√≥n y a la voluntariedad de las personas que van a conformar el CAR, 35 aproximadamente, intentar calmar "radio macuto" y poner en su sitio los "miedos" de que este servicio se pueda "externalizar", no tenemos una bola de cristal pero hoy por hoy no est√° planificado as√≠, si bien no pecamos de inocentes y somos conscientes del ahorro de costes que ello supondr√≠a para el Banco, por lo tanto estaremos vigilantes ante cualquier cambio.

Un aspecto negativo importante a destacar es la mala ubicaci√≥n que se ha buscado, zona extremo-este de Madrid, con dos estaciones de metro a quince-veinte minutos andando, seg√ļn el estado f√≠sico personal (si vas corriendo son s√≥lo cinco minutos), sin Renfe, escas√≠simos autobuses, casi sin posibilidad de aparcamiento, poca oferta de restauraci√≥n y la oficina m√°s cercana del Banco a un cuarto de hora. Resumiendo, quien haya aprobado la ubicaci√≥n se ha cubierto de gloria.

Un aspecto positivo a destacar ha sido el hecho de que, al parecer, la plantilla del C.A.R. es voluntaria. Una gran parte de ella ya tiene experiencias previas en sus anteriores bancos (Atl√°ntico y Urquijo) y por lo tanto da una mayor confianza para estos momentos iniciales.

Arranca la operativa el d√≠a 25 (Servicios), con dos zonas de la Regional y algunas oficinas de empresas, a partir del 1 de octubre se incorpora Activo-Riesgos y a mediados del mes de octubre se dar√° entrada al resto de la Regional centro. Canarias de momento no se incorpora.

Como este Banco tiene una Pol√≠tica Disciplinaria muy severa, hemos solicitado que se sea flexible frente a posibles errores que se puedan dar, sobre todo en esta primera fase de puesta en marcha, en aras a que no tengamos que trabajar con miedo.   

Tambi√©n nos preocupa mucho la otra parte, o sea, las oficinas a las que se va a dar servicio; comenzando por el seguimiento que estamos haciendo sobre la sustituci√≥n de los que se han marchado al C.A.R. para que √©sta se produzca lo antes posible, y no se hagan amortizaciones en las oficinas medianas y grandes mediante el ADM, herramienta √©sta que est√° consiguiendo poner a todo el mundo de acuerdo en cuanto a su maldad. Ya no somos los √ļnicos que la critican, diferentes zonas se han unido a nuestro criterio.

Igualmente, estaremos atentos a la posibilidad de que el C.A.R. signifique un incremento desmedido de los objetivos comerciales de las oficinas, pues la finalidad de aligerarlas de operativa administrativa conlleva el de poder recargarlas de mayores objetivos comerciales.

Existen diversas preocupaciones por parte de la plantilla de oficinas acerca del sistema inform√°tico, que ya saldr√°n en las reuniones que se llevan al efecto. Por citar una que nos ha llegado concretamente: que el gestor de tr√°mites funcione correctamente, que sea eficaz, r√°pido y que no contribuya a una mayor carga de trabajo a las propias oficinas. Un ejemplo de esta posible situaci√≥n no deseable ser√≠a el que en una oficina de 10 √≥ 15 personas s√≥lo exista una m√°quina impresora-fax-multifunci√≥n, la agilidad para enviar documentos a trav√©s de dicho gestor de tr√°mites ser√≠a muy lenta. Es s√≥lo un ejemplo de entre las muchas dificultades que vamos a tener que afrontar durante el proceso de encaje.

Esperemos que el buen talante que hasta ahora ha gobernado este nuevo proyecto contin√ļe en beneficio de todos y todas.

Madrid, septiembre de 2008