Archivado en Noticias, Socio Economico

CCOO ASEPEYO

"Lo principal no es calentar la silla"


Meses sabáticos, flexibilidad horaria... La receta de una editorial para optimizarse.





pdf
print
pmail

02-09-2008 - Barcelona cuenta con una red de sesenta empresas que estudian nuevas medidas para posibilitar que tanto ellas como sus empleados saquen partido de una reordenación del uso del tiempo, lo que implica, de algún modo, confiar más en las capacidades de las personas y permitir que gestionen su tiempo. Se trata de evitar, dentro de sus posibilidades, la uniformidad horaria y el estricto trabajo presencial.

"En el actual momento económico, a la empresa le urge apostar por el capital humano, porque eso genera un compromiso de las personas y revierte en un mejor rendimiento", asegura Merche Elvira Latorre, técnica de la concejalía de nuevos usos del tiempo de Barcelona. Estudios internacionales demuestran que la flexibilidad beneficia a la empresa: el trabajador está más satisfecho, se registran menos bajas laborales y problemas de salud, así como una mejor predisposición, algo que es clave para fidelizar talentos.

La editorial Random House Mondadori, presente en la red de empresas, avanza en este sentido desde que en el 2004 cambió de dirección general. "La mejora en la satisfacción ha sido tremenda. Tanto, que los resultados también empezaron a mejorar", afirma su directora de recursos humanos e informática, Marta Grau.

La editorial - 350 empleados en cinco centros de trabajo en España- permite, como otras firmas del sector, fichar hasta una hora más tarde por las mañanas y salir más tarde, quedando en deuda con la empresa o registrando un superávit de hasta ocho horas al mes. "Los viernes salimos a las tres y, ojo, el equipo ejecutivo es el primero en irse. Lo que no hayas podido hacer hasta las tres ya no lo harás. Esa es la filosofía. Lo importante no es calentar la silla", explica Grau.

La empresa considera, además, que cuanto más corto sea el calendario laboral, mayor calidad de vida tendrá la plantilla. Así, la mitad puede librar toda la Semana Santa y el resto, la Navidad. En cuanto a la reducción de jornada legal, la editorial contempla incluso reducciones de una sola hora a fin de respetar el horario elegido por el trabajador.

Gran éxito ha tenido la política del mes sabático pagado disponible cada vez que se cumplen diez años de antigüedad en la empresa, así como la perspectiva de un banco de tiempo, a partir del cual trabajadores de un mismo departamento con similares tareas podrían cubrirse durante determinadas horas, devolviéndose unos a otros el servicio.

"También tratamos de conceder un día a la semana de trabajo desde casa", concluye Grau. "Y el acceso al correo de la empresa desde cualquier ordenador ya no es exclusivo de nuestro equipo directivo".

M. CHAVARRÍA
La Vanguardia
Participa en nuestra encuesta:
¿ESTAS SATISFECHO CON TU SALARIO?


 Opina en nuestro blog

 

 [VISITA NUESTRA PÁGINA]