Archivado en Publicaciones, Socio Economico, Socio Economico

Banco de España ve con 'moderada preocupación' el aumento de la morosidad y cree que seguirá subiendo


La institución no cambiará la política de provisiones de las entidades y destaca su solvencia para afrontar la desaceleración.



pdf
print
pmail

16-04-2008 - El gobernador del Banco de España, Miguel Angel Fernández Ordóñez, señaló hoy que ve con "moderada preocupación" el incremento de la morosidad, ya que, a su juicio, las "abultadas" tasas de crecimiento del crédito habrían tenido como consecuencia un aumento de este índice aunque no se hubiesen producido turbulencias financieras, y señaló que la morosidad "seguramente seguirá creciendo en el futuro".

Fernández Ordóñez, que participó en el XV Encuentro del Sector Financiero, organizado por Deolitte y ABC, recordó que se habían alcanzado niveles "excepcionalmente bajos" y que era previsible un crecimiento de la morosidad, al tiempo que subrayó que los registros actuales continúan siendo relativamente bajos y se mantienen lejos de los que caracterizan a otros mercados.

Asimismo, señaló que en España existen prácticas financieras que tienden a limitar el alcance de esta fuente de riesgo, como el hecho de que el incumplimiento por parte de las familias de sus obligaciones de pago derivadas de las hipotecas tienda a ocurrir sólo en condiciones realmente extremas.

MAS PREOCUPACION EN SECTOR INMOBILIARIO.

No obstante, resaltó que los motivos de preocupación podrían "ser mayores en el caso de los préstamos destinados a la promoción inmobiliaria", y recordó que la pruebas de resistencia que ha desarrollado el Banco de España para calibrar mejor el potencial alcance de este riesgo para las entidades muestran que la política de provisiones permite absorber perturbaciones de magnitudes similares a las de anteriores crisis.

Respecto al 'colchón' de provisiones con que cuentan las entidades financieras en España y que les permite afrontar la crisis financiera con cierta liquidez, Fernández Ordóñez destacó que el Banco de España no va a hacer ningún cambio en este sistema porque "ha permitido acumular cuando eran buenos tiempos, y eso puede ser utilizado por las instituciones españolas para no tener que reducir sus resultados", agregó.

Fernández Ordóñez zanjaba así uno de las cuestiones sobre las que más se ha debatido en el sector recientemente, ya que el hecho de reducir el nivel de provisiones que las entidades destinan para hacer frente a posibles situaciones anticíclicas podría aumentar su nivel de beneficio. A su juicio, no es necesario aplicar más cambios que los estrictamente necesarios como consecuencia de la aplicación de normativas europeas, como Basilea II.

No obstante, recordó que el Banco de España, como parte del Eurosistema, contribuirá a facilitar una provisión adecuada de liquidez, que garantice el correcto funcionamiento de los mercados monetarios.

SOLIDA POSICIÓN DE LAS ENTIDADES.

En este sentido, el gobernador del Banco de España destacó "la sólida posición" de las entidades españolas para enfrentarse a las turbulencias, a diferencia de otras entidades extranjeras que han sufrido de manera más severa la crisis.

Asimismo, subrayó que lo que permite a las entidades españolas enfrentarse mejor a la crisis es que han mantenido en sus balances los riesgos de los préstamos que han titulizado y no han recurrido a la titulización como un mecanismo para transferir riesgos fuera de sus balances, sino como un medio para captar recursos en los mercados mayoristas de financiación.

También destacó que en España el modelo de banca minorista ha continuado siendo "dominante" con una alta rentabilidad, lo que constituye la "primera línea de defensa" para las entidades españolas en cualquier perturbación.

Fernández Ordóñez también recordó que, hasta ahora, las entidades españolas han conseguido eludir las consecuencias del estrechamiento de los mercados, gracias a los pasivos emitidos a largo plazo y a la escasa dependencia de los fondos captados en los mercados interbancarios, aunque vaticinó que si la situación de crisis se prolonga, sus efectos sobre la economía podrían ser "relevantes".

EUROPA PRESS