Archivado en Comunicados, Negociacion Colectiva

Registros de la Propiedad: La respuesta está en el viento


Se vislumbra lo que parece ser la verdadera intención de la patronal: el mantener vigente un convenio colectivo de 1992


pdf
print
pmail

Transcurridos ya casi cuatro meses desde la última reunión de la mesa de negociación del II convenio colectivo (11-12-2007), todavía no ha sido concretada una nueva convocatoria, y ello a pesar de las fechas inicialmente prefijadas en dicha reunión (últimos de enero o principios de febrero).

Desde la Asociación Profesional de Registradores (a pregunta formulada expresamente por Comfía-CC.OO.), se nos ha comunicado que esa demora se debe al proceso de renovación de su consejo directivo, inciado a finales del pasado mes de febrero, pero aunque esto sea cierto, que lo es, este silencio con el que se ignora a la parte social, denota, además del escasísimo entusiasmo con el que afrontan la negociación, una falta de respeto y consideración a todos y todas los trabajadores y trabajadoras de los Registros de la Propiedad, Mercantiles y Bienes Muebles de España, a pesar del “ejemplo encomiable de capacidad de adaptación” y colaboración con el que continuamente nuestro colectivo asume los nuevos retos y disposiciones, tal y como expresamente comentaba el Sr. Rodríguez Cepeda (Decano del Colegio de Registradores) en un artículo publicado el 20 de febrero de 2007 en la edición impresa de “Cinco Días”.

Y es que más allá de ese desdén con el que se premia esa labor encomiable del personal y de ese doble discurso, con el que por un lado se nos halaga de cara a la galería y de otro se nos obvia como colectivo, se vislumbra lo que parece ser la verdadera intención de la patronal: el mantener vigente un convenio colectivo de 1992 que, no obstante carecer de normas reguladoras de la conciliación de la vida familiar y laboral, formación, promoción profesional sin trabas o salud laboral, entre otras, garantiza el brillo, lustre y buen funcionamiento de la institución registral del que gusta hacer gala frente a los medios de comunicación, eso sí a costa de la buena predisposición, excesiva dedicación, congelación salarial y pérdida de poder adquisitivo de los empleados y empleadas de los Registros.

¿Cuál será la próxima sorpresa que nos deparará la APR?, ¿quizá el cambio de sus interlocutores en la mesa de negociación?.

La respuesta, como cantaba un tal Dylan, está en el viento.

¡¡¡ SEGUIREMOS INFORMANDO !!!.