Servicios Administrativos

SERVICIOS ADMINISTRATIVOS Y OFICINAS: 

 
Notarías 
 
 
  • Estructura organizativa: Subsector perteneciente a Servicios Administrativos
  • Representatividad: CCOO 11,63 %
  • Negociación Colectiva: Convenio Estatal de Notarías


 
 
El sector de las notarías y personal empleado comprende la actividad de garantizar a la ciudadanía la seguridad jurídica preventiva en el ámbito del tráfico jurídico extrajudicial.
 
Los notarios están repartidos geográficamente por todo el territorio español y organizados por colegios profesionales. Éstos se integran, a su vez, en el Consejo General del Notariado, que representa al colectivo a nivel nacional. 
 
Técnicos Tributarios
 
 
 
La actividad principal de este tipo de despachos profesionales, es el asesoramiento y gestión técnica en materia tributaria 
 
Registradores de la propiedad
 
 
 
Los Registradores de la Propiedad, Bienes Muebles y Mercantiles son funcionarios públicos del Estado, Licenciados en Derecho que acceden al cargo mediante oposición y cuya función es la llevanza de los Registros de la Propiedad, Bienes Muebles y Mercantiles existentes en España. Ejercen profesionalmente y bajo su responsabilidad las funciones públicas que les atribuyen las leyes en general y en particular la legislación hipotecaria, mercantil y administrativa, y en virtud del carácter de funcionarios públicos que les reconoce la Ley Hipotecaria, tienen los derechos reconocidos por las leyes administrativas. Como funcionarios públicos serán titulares indisolublemente de las Oficinas Liquidadoras de Distrito Hipotecario que vengan determinadas en la demarcación registral.
 
 
Gestorías Administrativas
 
 
 
 
La tradicional complejidad que los trámites burocráticos tienen, a pesar del esfuerzo simplificador que constantemente vienen haciendo las Administraciones Públicas, conlleva la necesidad de la existencia de profesionales que presten su apoyo y asesoramiento al ciudadano, para la realización y el buen fin de los mismos. Esa es la función que ofrecen los Gestores Administrativos a la sociedad en régimen de libre competencia, pero avalados por una titulación universitaria y por la propia Administración, que les otorga el título, y encuadrados en un sistema de cumplimiento de normas deontológicas y de garantías para los ciudadanos que demandan la prestación de estos servicios, encuadrados obligatoriamente en los distintos Colegios profesionales de Gestores Administrativos existentes en toda España.
 
Los Gestores Administrativos, por su especialización, y de acuerdo con lo previsto en el Estatuto Orgánico de la Profesión, pueden actuar en general ante cualquier Administración Pública, en nombre de las personas físicas o jurídicas, permitiendo con ello la mayor fluidez y exactitud en el cumplimiento de las obligaciones o en el ejercicio de los derechos de las mismas, sin más limitación que las reservadas expresamente a otras profesiones y todo ello con la garantía de un comportamiento adecuado a unas normas expresas y una responsabilidad civil obligatoria.
 
Gestion y Mediación Inmobiliaria
 
 
Oficinas y Despachos
 
 
 
El sector de Oficinas y Despachos se caracteriza por su indefinición, no está determinado por la actividad realizada ni por el carácter del servicio productivo.
 
Se define, por una parte, por un elemento ?geográfico? referido a la naturaleza de la entidad productiva, de forma que se incluye en este sector toda actividad realizada ?en una oficina o despacho? -según la RAE el término ?oficina? se refiere a un lugar donde trabajan empleados/as produciendo cualquier servicio inmaterial, mientras que un ?despacho? se refiere a la oficina encargada de gestiones profesionales-; y por otra, por el predominio de las tareas administrativas de carácter transaccional en los procesos productivos (operan con información codificada por medio de rutinas mecánicas relativamente estandarizadas).
 
Se trata de un macro-sector con una alta heterogeneidad, integrado por un gran número de actividades empresariales, en las que el trabajo administrativo es dominante o presenta una gran importancia, pero su regulación convencional no está articulada ni organizada de manera unitaria.
 
Las empresas del sector están muy atomizadas y se caracterizan por plantillas reducidas que trabajan en unas condiciones laborales caracterizadas por la inestabilidad, extensas jornadas laborales, falta de planificación empresarial y descoordinación, auto-organización de equipos de trabajo y sistema de trabajo en base al cumplimiento de objetivos.