Archivado en Comunicados, Jornada

La justicia Europea nos da la raz贸n a CCOO


El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) nos da la razón a CCOO: los estados miembros deben obligar a los empresarios a implantar un sistema que permita computar la jornada laboral diaria.

Ayer el TJUE leyó la sentencia del caso C-55/18 CCOO contra Deutsche Bank



pdf
print
pmail

Como la mayoría recordaréis, a mediados de 2017 CCOO interpusimos, ante la Audiencia Nacional, un Conflicto Colectivo contra Deutsche Bank. Solicitábamos la obligación de Deutsche Bank de establecer un registro de la jornada laboral diaria que permitiese conocer el alcance de las prolongaciones de la misma.

El TJUE no solamente nos ha dado la razón, sino que ha sentenciado que todos los Estados miembros de la UE tienen la obligación de implantar un sistema objetivo, fiable y accesible que permita computar la jornada laboral diaria realizada por cada trabajador

El Tribunal recuerda que el trabajador debe ser considerado la parte débil de la relación laboral, de modo que es necesario impedir que el empresario pueda imponerle una restricción de sus derechos. Asimismo, observa que, sin un sistema que permita computar la jornada laboral diaria realizada por cada trabajador, no es posible determinar de manera objetiva y fiable el número de horas de trabajo efectivas ni su distribución en el tiempo, como tampoco el número de horas extraordinarias, lo que dificulta en extremo, cuando no imposibilita en la práctica, que los trabajadores logren hacer respetar sus derechos. 

Esta sentencia deja claro que el marco legal español anterior (el existente cuando CCOO Servicios interpuso la demanda) no se ajustaba a la legislación europea. Es decir, ya no hay marcha atrás, gobierne quien gobierne

En CCOO estamos muy satisfechos de que el largo periplo judicial haya culminado en una sentencia que respalda a las y los trabajadores y defiende inequívocamente sus derechos, y porque nuestra acción sindical va a ser beneficiosa para todos los trabajadores europeos. Todos los Estados están obligados a legislar para garantizar esos derechos.

Esperamos que la mesa de negociación iniciada la semana pasada en Deutsche Bank sea efectivay podamos alcanzar un acuerdo lo antes posible para garantizar que el sistema de registro sea realmente eficaz y responda fielmente al objetivo de erradicar las prolongaciones fraudulentas de la jornada, haciendo realmente efectivo el derecho a la conciliación de la vida familiar y laboral. Aprovechamos para repetir lo que ya expusimos en nuestra circular del pasado día 3, lo que negociemos en DB SAE ha de servir para todas las empresas del Grupo con las adaptaciones imprescindibles.

Comunicado del Tribunal de Justicia de la Unión Europea