Archivado en Publicaciones

23-01-08 La Empresa tiene que respetarnos




pdf
print
pmail
Documento sin título

Durante los √ļltimos meses hemos sido informados por compa√Īeros y compa√Īeras, totalmente indignados, de la forma de actuar de algunos cargos m√°s o menos relevantes de la empresa.

Seg√ļn nos cuentan, hay directivos que se creen con el derecho a llamar ladr√≥n a alg√ļn compa√Īero o compa√Īera, y aunque averig√ľe que no es as√≠ no se disculpa.

Se producen atentados a la intimidad, registrando los cajones de la mesa de trabajo sin la presencia de la persona interesada y/o un representante sindical.

Hay intentos de que alg√ļn profesional firme documentos en su propio perjuicio y en contra de su voluntad.

Tenemos compa√Īeros y compa√Īeras cuyo trabajo consiste en motivar a las personas a su cargo y que lo hacen a base de insultos y amenazas (en algunos casos de despido), y un largo etc√©tera que muchos de vosotros y vosotras hab√©is tenido que sufrir en vuestras propias carnes.

Contra todo esto tenemos que luchar, debemos impedir que se nos pisoteen derechos conseguidos tras muchos a√Īos de esfuerzo y trabajo por parte de Organizaciones Sindicales, C√≠vicas, Pol√≠ticas, etc., que quedaron recogidas en nuestra Constituci√≥n y que por su inter√©s reproducimos:

TITULO I.-DE LOS DERECHOS Y DEBERES FUNDAMENTALES
Artículo 10. 1. La dignidad de la persona, los derechos inviolables que le son inherentes, el libre desarrollo de la personalidad, el respeto a la ley y a los derechos de los demás son fundamento del orden político y de la paz social.
2. Las normas relativas a los derechos fundamentales y a las libertades que la Constituci√≥n reconoce, se interpretar√°n de conformidad con la Declaraci√≥n Universal de Derechos Humanos y los tratados y acuerdos internacionales sobre las mismas materias ratificados por Espa√Īa.

No basta con quejarnos de las actuaciones que atentan contra nosotros o contra nuestros derechos, debemos denunciarlas donde corresponda para poner fin a estas arbitrariedades. Para defendernos, los trabajadores nos hemos dotado de organizaciones sindicales. No lo dudéis, ante cualquier intento de insulto, vulneración de vuestros derechos, acusaciones infundadas, etc., poneros en contacto con nuestros delegados o con la Sección Sindical de CC.OO.

Valencia, 23 de enero de 2008.

AFILIATE A CC.OO.