¿Hablas como piensas?... ¡Piensa lo que hablas!

Archivado en Publicaciones, Mujeres e Igualdad

Campaña de comunicación no sexista

¿Hablas como piensas?... ¡Piensa lo que hablas!




pdf
print
pmail
lenguaje genérico .... sin exclusiones

¿ hablas como piensas ? ... ¡ piensa lo que hablas !

UTILIZA EL GENÉRICO: ¡ PARA TODAS Y PARA TODOS !
¡ HAZ VISIBLE A LAS MUJERES EN TU LENGUAJE COTIDIANO !
¡ USA TAMBIÉN EL FEMENINO !
Mujeres y Hombres   debemos hacer del lenguaje un instrumento de igualdad en los distintos ámbitos de nuestra convivencia colectiva

Pensamiento, cultura, valores y lenguaje caminan de la mano. Las palabras que empleamos en nuestro lenguaje cotidiano reflejan y transmiten, en la mayoría de los casos, tanto los valores aprendidos como nuestra forma de pensar y actuar.

La utilización del género masculino como sinónimo de neutro y comprensivo de hombres y mujeres, no solo es un error cultural impuesto en los tiempos, sino un vehículo de transmisión de valores y conductas de dominación y ocultación de las mujeres en la vida cotidiana, social y laboral.

Es necesario construir y normalizar un lenguaje genérico para todas y todos que, manteniendo la máxima claridad y legibilidad, contribuya a transmitir valores y conductas de igualdad.

Recomendaciones  " siempre que puedas, procura ...

- Sustituir la terminación o/a, utilizando términos comprensivos de hombres y mujeres.

- Emplear nombres colectivos genéricos en vez del masculino.

- Generalizar la utilización de abstractos.

- Evitar el uso del masculino para referirse a oficios, cuando los desempeña una mujer: la médica, la autora ... ¡ Es correcto!.

- Omitir los sujetos colectivos masculinizados  para referirse a mujeres o grupos que las incluyan, cuando resultan implícitos en la frase: Como sabéis ..., omitiendo el  vosotros.

- Sustituir el uso de participios masculinizados por el empleo de fórmulas gramaticales genéricas o impersonales: los seleccionados por las personas objeto de selección.

- Emplear ambos genéricos cuando no resulte posible la utilización de un término genérico.

- Anteponer el femenino con terminación a/as al masculino o/os para referirse a ambos géneros, cuando resulte necesario emplearlos. ¡ Es correcto! Las primeras son anteriores en nuestro orden alfabético.

- Usa el femenino cuando lo necesites "

Ejemplos  sirva una nuestra de los llamados genéricos, que sí son neutros, para comenzar a redactar y expresarnos correctamente:
El hombre: la humanidad, las personas, el ser humano.

El cuerpo del hombre: el cuerpo humano.

La evolución del hombre: la evolución de la humanidad.

El hombre urbano: la población urbana.

Los derechos del hombre: los derechos humanos.

Los niños, los jóvenes, los ancianos: la infancia, la juventud, las personas mayores.

Los alumnos y los profesores: el alumnado y el profesorado.

Los maestros, padres y alumnos: la comunidad escolar.

Los médicos y las enfermeras: el personal médico y sanitario.

Los extremeños: el pueblo extremeño, la población extremeña o de Extremadura.

Los españoles: la ciudadanía del Estado Español.

Los parados: la población en paro.

Los trabajadores: el personal, la plantilla, las personas trabajadoras.

Los funcionarios y los laborales: personal trabajador de las administraciones  públicas.

Los delegados: la delegación, la representación sindical.

Los laborales: personal laboral.

Los ciudadanos: la ciudadanía.

Candidatos: candidatura.

Director: dirección

Los padres: progenitores.

Los funcionarios: funcionariado, el personal funcionario.

Los bomberos: profesionales del servicio de extinción de incendios.

Los soldados: la tropa.

Jefe: jefatura.

Secretario y secretaria: secretaría.

Redactores/as: redacción, equipo de redacción.

Notario: notaría.

Tutor/a: tutoría.

Distribuidor: distribución/distribuciones.

Psicólogos: profesionales de la psicología.

Nacido/a: natural de.

Pocos/muchos: minoría/mayoría.

El lector/a: quien lee, la persona que lee.

Los demandantes: quienes demandan.

El firmante: la persona que firma, quien firma.

Los denunciantes: quienes demandan.

El interesado: la persona interesada, a quien interesa.