Archivado en Comunicados

Patxi Ruiz, en nombre del grupo de CC.OO., critica aspectos fundamentales de la gesti贸n reciente de la BBK.

Intervenci贸n de CC.OO. en la Asamble de Marzo de la BBK




pdf
print
pmail

Buenas tardes Sr. Vicepresidente; consejeros y consejeras.

 

Es la primera vez, que yo recuerde que celebramos la asamblea sin la presencia de su presidente. Y como digo resulta extra帽o.

 

Quisi茅ra que mis primeras palabras fueran para, en mi propio nombre y en el del grupo de CC.OO. que represento, hacer votos por el r谩pido y total restablecimiento del Sr. Irala.

 

Sin duda, no es 茅sta la 煤nica circunstancia especial de la asamblea que celebramos hoy.

 

BBK ha cumplido 100 a帽os. En un momento como 茅ste, desde CC.OO. quisi茅ramos reafirmar nuestro apoyo e identificaci贸n al modelo de entidad financiera que a lo largo de tantas d茅cadas ha configurado BBK y, en general, las cajas de ahorros en Espa帽a.

 

 Las cajas, y BBK en particular, presentan unos ratios de solvencia, eficiencia y productividad que se comparan muy favorablemente con las sociedades an贸nimas financieras. Y sobre todo, e insisto en lo de sobre todo, han cumplido una imponente funci贸n social que se puede resumir en un dato absolutamente contundente: Las cajas han devuelto a la sociedad en forma de dividendo social unos recursos similares, en el mismo tiempo, a los fondos europeos que Espa帽a ha recibido desde su ingreso en la Uni贸n Europea.

 

Es decir que respecto de las cajas de ahorros habr铆a que decir que si no existieran... habr铆a que inventarlas.

 

100 a帽os son el pasado y a todos nos debiera preocupar sobre todo el futuro, aunque solo sea, como dec铆a Woody Allen, por que es el sitio donde vamos a vivir m谩s tiempo

 

El Presidente cit贸 en la Convenci贸n el convenio colectivo como el 煤nico objetivo no cumplido de los del 2006 y corremos el riesgo que tambi茅n sea un objetivo que no se alcance en 2007. No es buena cosa, evidentemente. Creemos que ni en el fondo ni en la forma el planteamiento realizado por la instituci贸n a los sindicatos se concilia bien ni con las cuentas que hoy se han presentado en esta asamblea, ni con la evoluci贸n de las mismas en el plan estrat茅gico, ni con los ratios fundamentales que recoge la memoria. Ni, por supuesto, tampoco con la hip贸tesis, por nadie desmentida, todo lo contrario, de una cercana fusi贸n de las tres cajas vascas. Volvemos a dejar aqu铆 constancia de nuestra voluntad de negociar un convenio que resuelva los problemas m谩s urgentes y que nos permita abrir un espacio de reflexi贸n conjunta sobre los aspectos laborales que pondr谩 encima de la mesa la fusi贸n.

 

Con motivo del centenario de la caja y de los excelentes resultados del 2006, vimos atendida la petici贸n que desde CC.OO. hicimos de que se gratificara a la plantilla. Somos conscientes que en estos casos es dif铆cil contentar a todo el mundo. Pero no queremos dejar de se帽alar que la f贸rmula elegida para definir el colectivo destinatario de la gratificaci贸n: personal fijo operativo al 3 de febrero de 2007 ha supuesto un maltrato muy poco razonable a algunos colectivos.

 

 No deber铆amos demorar el inicio de la discusi贸n del nuevo plan estrat茅gico de la OBS 聳el actual vence este a帽o-. Quiero recordar que votamos en contra del cambio de criterio que se decidi贸 en una anterior asamblea respecto a la asignaci贸n de recursos a la OBS (incremento de IPC m谩s dotaciones extraordinarias cuando se pueda frente a un porcentaje m谩s o menos fijo de los beneficios); criterio que seg煤n se maneje puede suponer un adelgazamiento de la OBS que no compartiremos. Este a帽o, la dotaci贸n extraordinaria sit煤a los recursos dedicados en el 28% de los beneficios del a帽o, dos puntos menos que en 2006. Esperemos que no sea el inicio de una tendencia.

 

Tambi茅n en relaci贸n con la OBS quiz谩 ha llegado el momento de revisar la situaci贸n tanto del antiguo sanatorio de Plencia y del plan de promoci贸n de viviendas de alquiler que era uno de las actuaciones estrella del anterior plan estrat茅gico. Despu茅s del tiempo transcurrido quiz谩 ya no tiene mucho sentido seguir achacando a terceros responsabilidades 聳que sin duda existen- y sea mejor reorientar ambas cuestiones por que lo cierto es que en relaci贸n a la primera cuesti贸n, Plencia, lo 煤nico irreversible es que el Sanatorio se cerr贸 y no se ha materializado ninguna alternativa y respecto del segundo parece que seguimos sin suelo.

 

Hemos abrazado con pasi贸n la RSE 聳no queremos decir que sea pasi贸n de conversos- y parece que nos llueven premios, reconocimientos eta abar.

 

En nuestra opini贸n, y venimos insistiendo en ello desde hace varias asambleas, hay una distancia peligrosa entre lo que podr铆amos llamar lo macro y lo micro. Voy  a poner algunos ejemplos:

 

Pol铆ticas de igualdad. Conocemos y reconocemos el esfuerzo que algunas personas est谩n desarrollando en este cap铆tulo, pero tenemos serias dudas de que la entidad tenga un compromiso con este tema: mientras la disponibilidad para 聯no tener horarios聰 siga siendo un par谩metro fundamental de ascenso en la escala jer谩rquica; mientras no se desarrollen pol铆ticas avanzadas de conciliaci贸n de la vida laboral y personal no se podr谩 invertir la desertificaci贸n de mujeres que se produce conforme se asciende en el organigrama.

 

La aprobaci贸n de la Ley de igualdad y el mandato de negociar planes espec铆ficos en las empresas de m谩s de 250 personas de plantilla es una buena oportunidad para calibrar voluntades y compromisos sobre esta cuesti贸n que es vital para el futuro. Esta cuesti贸n podr铆a ser por s铆 sola el armaz贸n de un convenio colectivo.

 

Creemos que con la RSE se puede tener la tentaci贸n de una especie de despotismo ilustrado, al menos en relaci贸n con uno de los grupos de inter茅s fundamental, el equipo humano, que podr铆a expresarse m谩s o menos as铆: 聯todo para el equipo humano....pero sin sus representantes聰. Los sindicatos,  como instituciones dentro de la caja seguimos sin tener acceso a la intranet, tenemos que realizar los env铆os por los correos de un empleado/a, por ejemplo. No formamos parte del Comit茅 de RSE, cuesti贸n ya resuelta en otras empresas.

 

La Memoria de sostenibilidad est谩 muy bien, adherirnos a instancias internacionales de RSE, recibir certificaciones y premios varios sobre igualdad est谩 muy bien, pero si no superamos lo 聯micro聰 no va a valer de mucho m谩s all谩 de la imagen.