COMFIA-CCOO gana el juicio contra el despido de un delegado sindical en el Colegio Notarial de Madrid

Archivado en Legal, Negociacion Colectiva

COMFIA-CCOO gana el juicio contra el despido de un delegado sindical en el Colegio Notarial de Madrid


El delgado de Comisiones Obreras Marino Pascual ha ganado el juicio que se celebró el 17 de mayo. La Juez ha declarado el despido improcedente por lo que el Colegio Notarial de Madrid, empresa en la que trabaja y es delgado Marino Pascual, deberá readmitirlo.


pdf
print
pmail

Como ya informó Comfia - CC.OO. El Colegio Notarial de Madrid intento despedir a Marino Pascual mediante un despido disciplinario, acusándole de falsificar los recibos de taxi redondeando los céntimos y habiendo sustraído de esta manera un total 90 euros durante todo el año 2006.

Comfia-CC.OO. mantuvo la honestidad de su delegado y denunció que dicho despido no obedecía a razones de tipo laboral, sino que suponía un acto de acoso sindical y de intimidación contra la representación legal de los trabajadores. El trabajo del delegado despedido se ha caracterizado siempre por la eficacia, la prudencia y el escrupuloso respeto a la legislación vigente durante los más de 20 años que ha venido desarrollando su labor sindical, como demuestra el hecho del continuado apoyo que ha recibido de sus compañeros de trabajo en cada una de las citas electorales que se han celebrado.

Comfía-CC.OO. intentó sin éxito abrir una negociación con la empresa pero la actitud intransigente de la misma hizo imposible cualquier vía de diálogo. Por lo que Comfia-CC.OO. se vio obligada a convocar numerosas concentraciones ante el Colegio Notarial de Madrid.

La sentencia que declara el despido improcedente permite a Marino elegir entre la readmisión en el puesto de trabajo o la indemnización. El delegado de CC.OO. ha optado por la readmisión y la vuelta a su puesto de trabajo puesto que él siempre ha mantenido su inocencia.

La sentencia afirma que no se ha podido demostrar en ningún momento que la manipulación la hubiera efectuado el delegado de CC.OO, igualmente los peritos caligráficos solicitados por las dos partes concluyen que no puede atribuirse a Marino dicha manipulación, la empresa no demuestra que esos recibos sean de Marino, al quedar constancia de que otros trabajadores también utilizan taxi y presentan recibos y no hay un método de recepción y clasificación de los mismo. Finalmente la sentencia deja muy claro que un despido es una sanción de una gran trascendencia y que por tanto debe ser reservada para aquellos casos de gravedad evidente.

Desde Comfia-CC.OO. espera que a partir de ahora la actitud del colegio notarial debe cambiar debido a que Marino Pascual va a seguir realizando su trabajo sindical de defensa de los intereses de los trabajadores y trabajadoras del Colegio.