Archivado en Comunicados, Salud Laboral, Prevision Social

CCOO BANESTO

Seguridad en las oficinas


Recientemente la Audiencia Nacional ha dictado una sentencia estimando la demanda de CCOO de que se considerara el atraco como riesgo laboral por parte de las Cajas de Ahorro. Esto supone que ha de incluirse en el Plan de Prevención y que habrá que hacer la oportuna evaluación del riesgo.


pdf
print
pmail

La demanda fue interpuesta por Comfia-CCOO y Csica ante la negativa de las Cajas a incluir el atraco en la evaluación de riesgos. Queremos resaltar la trascendencia de dicha sentencia porque supone un precedente muy importante para la aplicación práctica de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales en un aspecto como el atraco que, al igual que en Ahorro, afecta de lleno a la banca.

Dicha sentencia obliga a revisar la evaluación de riesgos laborales efectuada en las Cajas de Ahorro, teniendo en cuenta la posibilidad de que los trabajadores sufran actos violentos por parte del público, incluyendo en el Plan de Prevención las posibles medidas preventivas o correctoras que deban aplicarse para una protección eficaz de su salud e integridad. Asimismo deben contemplar el atraco entre las situaciones del Plan de Emergencia e impartir una formación eficaz a los trabajadores referentes al riesgo.

Como sabéis, llevamos años reclamando insistentemente al banco que incluya el atraco, los riesgos psicosociales y los accidentes de tráfico como riesgos laborales de nuestra profesión y se ha negado sistemáticamente a reconocerlos. En la última reunión del Comité Estatal de Seguridad y Salud del pasado 11 de abril les hemos vuelto a exigir, a la luz de esta sentencia, que cumplan con el mandato legal de preservar la salud y la integridad física de los trabadores evaluando los riesgos derivados de los atracos.

Otro asunto que afecta a la seguridad en las oficinas son los hurtos, que en los últimos tiempos van en aumento. Aunque extrememos las medidas de seguridad, que como hemos recordado en varias ocasiones vienen recogidas en la RRHH-055, hay un momento del día en el que el riesgo de hurto aumenta de manera alarmante. Nos referimos a cuando llegan los transportes blindados y tenemos que estar los 10 minutos que tarda la caja fuerte en abrirse con el dinero sin custodiar.

 El año pasado planteamos esta situación en el seno del Comité Estatal de Seguridad y Salud como un problema serio de seguridad y el banco nos contestó que lo estaban estudiando y que, mientras tanto, el dinero había que esconderlo en algún armario cerrado con llave o en algún otro lugar poco accesible. Parece que la solución pasaría por un sistema de apertura con claves para que la caja fuerte se pudiera abrir en el acto, con una clave que facilitaría Prosegur y otra que tuviera el responsable de la oficina para abrirla en cuanto llegaran.

Hasta que dicha solución pueda ponerse en práctica y para que no recaiga sobre los trabajadores la responsabilidad de custodiar el dinero sin las medidas de seguridad necesarias, le hemos solicitado al banco  que se establezca un procedimiento claro de actuación con la empresa de seguridad encargada del transporte de efectivo, de manera que quien entregue la saca de dinero de dicha empresa no abandone la oficina hasta haberla depositado, con el empleado que la reciba, en algún recinto que no esté a la vista ni al alcance del público (cuarto de la caja fuerte, archivo, sala de reuniones, etc.).

Esperemos que Banesto dé un paso y, además de evaluar los atracos, se sitúe del lado de las empresas que dotan de medidas adicionales de protección a las personas a casi todas sus oficinas (bunquer, arco detector, vigilantes) frente a las que, como ha hecho hasta ahora, sostienen que protegiendo al dinero hay garantías de seguridad suficiente para las personas frente a la violencia.
           
Abril de 2007