Archivado en

LABORAL

Los empresarios ahorrarán 500 millones en cuotas a la Seguridad Social en 2007


Las ayudas, fruto del consenso alcanzado entre Gobierno, empresarios y sindicatos, están destinadas a reducir la siniestralidad y las prejubilaciones Las cotizaciones por accidentes se ajustarán al peligro de la actividad a desarrollar


pdf
print
pmail
 El año 2007 conlleva elevadas reducciones para los empresarios vía cotizaciones a la Seguridad Social. Las bonificaciones son fruto del consenso alcanzado entre el Gobierno, las patronales CEOE y CEPYME y los sindicatos CC OO y UGT. Los descuentos comenzaron a aplicarse ayer, rondarán los 500 millones de euros y afectarán a las aportaciones por accidente o enfermedad profesional, y a las correspondientes por trabajadores de 59 años, con cuatro de antigüedad en la misma compañía.

Las cotizaciones empresariales por accidente o enfermedad laboral se ajustarán al peligro de la actividad a desarrollar. Hasta ahora, la cuota respondía a la profesión del trabajador cubierto. La reforma, incluida en la Ley de los Presupuestos Generales, supondrá un ahorro cercano a los 300 millones de euros para los cotizantes y la sustitución de una norma que nació hace ya 27 años.

Simplificar la gestión

La nueva tarifa pretende adaptar el sistema a las necesidades de la sociedad y representa un paso más en la lucha contra el elevado índice de siniestralidad laboral registrado en España. El Ministerio de Trabajo señala que su aplicación resuelve problemas de inseguridad jurídica, discriminación y distorsión de la competencia, al mismo tiempo que simplifica la gestión para las empresas y para la propia adminis- tración al pasar de 131 epígrafes (tipos distintos de cotización) a sólo 17.

La actual escala de tipos va del 0,81% al 18% y la nueva, del 0,90% al 8,50%. La tasa media vigente se sitúa en el 2,88% y en enero bajará al 2,75%. El tipo del 0,90% se mantiene con carácter especial en actividades que cotizan por ese porcentaje o por otro inferior.

También con la entrada del nuevo año y con la Ley de Presupuestos, los empresarios contarán con un nuevo atractivo para mantener en sus plantillas a los trabajadores mayores que desempeñen un empleo estable. Los beneficios llegarán por tener ocupados de 59 años de edad, con cuatro de antigüedad en la misma empresa y contrato indefinido. Las ventajas supondrán un ahorro de 177,25 millones de euros en las cotizaciones por contingencias comunes de aproximadamente 95.000 personas. Las aportaciones experimentarán un descuento del 40%.

Esta iniciativa no es del todo nueva. En 2006 existen ventajas similares para los mayores de 60 años con cinco de antigüedad y está encaminada a evitar los miles de jubilaciones anticipadas y prejubilaciones que se registran cada año. La base media de cotización de los afectados es alta, llega a 1.756 euros mensuales.

Reforma

Ambas modificaciones (accidentes y enfermedades y trabajadores de 59 años) están contenidas en el 'Acuerdo sobre desarrollo de medidas del informe de renovación del Pacto de Toledo', es decir, en la última reforma consensuada de la Seguridad Social, cuyo objetivo principal es preservar el sistema público de pensiones. El Gobierno y los interlocutores sociales cerraron el documento el pasado 30 de mayo y fue suscrito en julio en el Palacio de La Moncloa, en un acto que tuvo rango de acontecimiento.

Además de los cambios señalados y siempre en función del acuerdo conseguido, los presupuestos actualizan la base máxima de cotización conforme al Índice de Precios al Consumo. Igualmente y con independencia del decreto de revalorización de las pensiones, la Ley permitirá que mañana lunes entre en vigor la mejora de las mínimas de orfandad de los menores de 18 años y con una discapacidad igual o superior al 65%; y la equiparación de la viudedad, también en su nivel mínimo, con cargas familiares o discapacitadas en grado igual o superior al 65%, para todas las edades, a la de las percibidas por los mayores de 65 años.

ELISA GARCÍA/COLPISA