Archivado en Legal, Salud Laboral, Socio Economico

A propuesta de Comfia CCOO

El ministerio de trabajo acepta considerar los atracos como riesgo laboral


COMFIA-CCOO propondrá a Interior, Trabajo y Patronales del Sector la creación de una Comisión de Prevención de Delitos Financieros.


pdf
print
pmail

COMFIA-CCOO ha batallado por que se considerara el atraco como un riesgo laboral no solamente físico sino también psíquico ya que muchas de las secuelas del estrés producido durante el asalto se manifiesta transcurridos días, semanas incluso, desde el episodio violento (estrés post-traumático). Las manifestaciones son múltiples: terrores, ansiedad, miedo a volver a la oficina, depresión,...

En defensa de estos criterios efectuamos consulta al Ministerio de Trabajo. Basándose en la respuesta del Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo nos ha comunicado su intención de aceptar este planteamiento y considerar estos episodios como riesgo laboral.


Para solictar una copia del documento dirigir un correo electronico a jmmurcia[arroba]comfia.ccoo.es


El Sindicato propondrá a los Ministerios de Interior y Trabajo y a las patronales del sector, la constitución de una Comisión de Prevención de Delitos Financieros que, junto a los sindicatos más representativos del sector, examine la situación de la seguridad en el sector con una perspectiva que incluya la protección de la integridad de clientes y empleados, tanto física como psíquica, y sirva para mejorar la prevención y la lucha contra este tipo de delitos.

Todos los intentos del Sindicato por recabar datos sobre la evolución del número de atracos a entidades financieras han sido en balde por el oscurantismo del Ministerio del Interior y de las propias Empresas pero la información fragmentaria de la que disponemos nos permite afirmar que los atracos que se están sufriendo son más violentos y que las oficinas bancarias sufren una verdadera plaga de bandas de "descuideros" que o bien roban dentro de las propias oficinas o, a sus clientes, en las inmediaciones de las mismas.

Los delitos informáticos también están viendose incrementados, no se trata ya solamente del "phising" o ataques vía correo electrónico a los usuarios de banca electrónica sino de la manipulación de los cajeros automáticos que suponen un floreciente negocio para las mafias.

La prevención y el combate contra estos delitos se une al necesario papel del sector financiero como baluarte contra el blanqueo de capitales.