Archivado en Comunicados, Salud Laboral, Jornada

CC.OO. Asepeyo

El trabajo de noche acorta la vida, merma la salud y rompe matrimonios.


Los trabajadores de turnos de noche pierden cinco a帽os de vida por cada quince de jornada laboral, se divorcian tres veces m谩s que el resto de sus compa帽eros y tienen un 40 por ciento m谩s de posibilidades de padecer trastornos neuropsicol贸gicos, digestivos y cardiovasculares.


pdf
print
pmail

Estas son algunas de las conclusiones de diversos estudios con los que los doctores Eduard Estivill, jefe de la Unidad del Sue帽o del Instituto Dexeus de Barcelona, y Apolinar Rodr铆guez, responsable del Servicio de Neurofisiolog铆a del Hospital de la Paz de Madrid, explicaron a Efe los riesgos que conlleva contradecir al sol.

El doctor Estivill asegur贸 que unos dos millones de espa帽oles tienen horarios nocturnos o rotatorios, jornadas que, prosigui贸, est谩n prohibidas en los pa铆ses n贸rdicos, donde no est谩 permitido que los mayores de 35 a帽os trabajen por la noche ante el "ingente gasto" derivado a la Seguridad Social.

Este especialista desvel贸 que los accidentes laborales con mayores consecuencias "suelen ocurrir de noche". De hecho, las estad铆sticas apuntan que un 90 por cien de los siniestros m谩s graves se han registrado en ese turno, como ocurri贸 con el de la central nuclear de Chernobil (Antigua URSS/1986) o el del petrolero Exxon Valdez (Alaska/1989).

Insomnio, irritabilidad, angustia, depresi贸n, trastornos digestivos, ataques de p谩nico, enfermedades cardiovasculares por un estr茅s cr贸nico, unido a adicciones a tranquilizantes, excitantes o alcohol y tabaco, son algunas de las costumbres patol贸gicas que acompa帽an a quienes trabajan sin sol, seg煤n los especialistas.

Estivill, cuyos libros sobre trastornos del sue帽o figuran entre los m谩s le铆dos, record贸 que el desajuste horario no s贸lo "desincroniza al ser humano fisiol贸gicamente al sufrir una reducci贸n de sus defensas inmunitarias por insuficiencia de luz, sino que tambi茅n le produce desequilibrios sociales y psicol贸gicos al verse abocado a vivir al rev茅s que los dem谩s". La causa principal de los trastornos es que el descanso diurno es "poco reparador", ya que durante el d铆a los par谩metros biol贸gicos tienen unas constantes naturales diferentes a las de la noche, en que el organismo se prepara para descansar.

Seg煤n Estivill, los ritmos biol贸gicos naturales y saludables coinciden con el d铆a y la noche, y a ellos el cerebro responde enviando al organismo 贸rdenes de actividad. "Al cuerpo no se le puede enga帽ar", sentenci贸.

En el trabajador nocturno, argument贸, se produce un desajuste de su ritmo "circadiano natural" lo que se traduce en una predisposici贸n a la fatiga. El doctor Apolinar Rodr铆guez, jefe del Servicio de Neurofisiolog铆a de la Paz, se帽al贸 que los trastornos implican la astenia f铆sica y ps铆quica. Lo que conlleva, subray贸, "dificultad para hacer esfuerzos y sensaci贸n de cabeza vac铆a", as铆 como "irritabilidad, intolerancia a las peque帽as agresiones del medio y alteraci贸n de las relaciones entre los compa帽eros de trabajo y la familia".

"Los trabajadores de edades m谩s avanzadas que el resto son m谩s vulnerables a los trastornos y tienen m谩s riesgo de envejecimiento prematuro y aumento de la morbilidad", indic贸 Apolinar, quien aclar贸 que cada ser humano tiene una mayor o menor adaptaci贸n a estos horarios, por lo que no pueden establecerse promedios exactos.

Tanto Rodr铆guez como Estivill coincidieron en la necesidad de la siesta para los trabajadores de turno de noche, al menos media hora, mientras que para el resto de los mortales debe limitarse a unos veinte minutos, observaron en declaraciones a Efe.

Ambos apuntaron que es preferible que estos empleados mantengan sus h谩bitos en d铆as festivos, ya que el cuerpo no puede ajustarse en dos d铆as a un nuevo horario, y recomendaron que procuren dormir en un ambiente totalmente aislado de ruidos y de la luz. Es tambi茅n fundamental mantener un horario de comidas normal que no altere el desayuno, la comida y la cena, con la separaci贸n de horas habituales entre cada ingesta.

Los expertos coinciden en que el plus salarial por hacer este esfuerzo no puede pagar el elevado coste de salud y de aspectos psicosociales que conlleva trabajar de noche. Por ello, recomiendan que lo realicen personas j贸venes, "siempre y cuando" se haga "el menor tiempo posible".

AGENCIA EFE

 [VISITA NUESTRA P脕GINA]