Archivado en Condiciones de trabajo

Intervenci贸n de Jos茅 Mar铆a Mart铆nez en el X aniversario del acuerdo mundial firmado entre UNI y el Grupo Inditex


Intervenci贸n de Jos茅 Mar铆a Mart铆nez en el X aniversario del acuerdo mundial firmado entre UNI y el Grupo Inditex

Son tiempos de incertidumbre y la incertidumbre muchas veces genera miedo, pero la incertidumbre es el momento también del uso de la Libertad; lo peor que se puede tener en momentos de incertidumbre es Miedo a la Libertad. En momentos como éste los agentes sociales tenemos que encarar y tomar la iniciativa con la mayor fuerza que podamos, digamos, dar cuenta de nuestra Autonomía, nuestra capacidad de hacer. Qué os voy a decir en un país como el nuestro en el que llevamos tiempo sin Gobierno (tenemos uno en funciones), situación que se va a prolongar casi seis meses más. 



pdf
print
pmail

Pero en estos tiempos inciertos, nosotros, los agentes sociales tenemos al menos tres herramientas en nuestra mano que son estratégicas y que también están en el origen y en el sentido de nuestra función:

  • La primera es la Negociación Colectiva, los convenios, los acuerdos… La Negociación Colectiva en España es compleja, muy desarticulada, pero es...
  • La segunda es Diálogo Social, un diálogo social bipartito, el tripartito es más complicado porque efectivamente no hay Gobierno pero sí hay gobiernos. España es un país muy descentralizado donde importantes políticas, no solo de bienestar, sino también de desarrollo sectorial se producen en las Comunidades Autónomas. Y hay una participación trilateral, que es internacional, esta aquí hoy la OIT que es una muestra de cómo en el diálogo trilateral los agentes sociales y las partes públicas también generan compromisos
  • Y la tercera herramienta es la Acción Sindical Internacional que al menos nuestros sindicatos se lo toman como si fuera local, porque no es la típica relación de amistad, solidaridad y buena compañía. Tenemos un gran número de compañías globales españolas y muchas más internacionales que operan también en España, y por lo tanto, es fundamental para el desarrollo de nuestra actividad el tener, de verdad, un despliegue de la acción sindical internacional efectivo.

Hoy conmemoramos el décimo aniversario de un acuerdo estratégico, un hito. [No me voy a referir mucho a él en lo concreto, porque creo que en las intervenciones del primer panel se ha mostrado cual es la importancia de este tipo de acuerdos. Acuerdos que se han producido en el grupo Inditex tanto en la parte de fabricación, confección, aprovisionamiento de materiales y logística como en la parte comercial]. Pero sí remarcar que son acuerdos que - además de contener cuestiones concretas, compromisos que luego hay que traducir en hechos fehacientes y corroborables - han marcado dos grandes hitos internacionales que hay que poner en valor un día como hoy:

  • Muy recientemente se ha constituido el Comité de Empresa Europeo. Creo que es un instrumento muy importante de despliegue de la acción sindical en el conjunto de la Unión Europea.
  • Y, desde luego, fruto de esos acuerdos y de esos compromisos, la expansión de la libertad sindical en un lugar tan complicado como es EEUU, y tan complicado para una empresa, que por muy global que sea, en EEUU es una empresa pequeña. Es una empresa que cuando se le plantean este tipo de situaciones piensa en si no va a distorsionar su capacidad de crecer y competir en un lugar que no es su sitio de origen. 

 

[Nosotros estamos empeñados en que haya empresas globales españolas del ámbito financiero que también adquieran estos compromisos y que nos ponen el mismo tipo de razones, a menudo excusas. Hoy ha venido alguno de los representantes, lo que agradecemos, y espero que haya tomado buena nota. Es éste un buen ejercicio de pedagogía pues, en definitiva, creo que el Acuerdo de Inditex puede mostrar el camino a otras empresas internacionales.

Como lo puede demostrar, por ejemplo, Telefónica, que es otra gran empresa transnacional española -de otro ámbito federal, pero que está dentro de UNI-, cuyos acuerdos han marcado también el principio de desarrollo de derechos sindicales y laborales en el conjunto de los sitios donde operan]

Por lo tanto, para nosotros, la Acción Sindical Internacional es estratégica por lo que supone el Compromiso, con mayúsculas. Compromiso, acuerdos… en estos tiempos tan inciertos, a veces, se confunden con otro tipo de cuestiones y que no se reivindican. Los acuerdos no son cesiones. Son, efectivamente, maneras de construir relaciones que se transforman en derechos. 

Tiempos de Reacción, también con mayúsculas, a los cambios que añaden, a la Desigualdad derivada de la disrupción Tecnológica y la Globalización neoliberal sin reglas desde los años 80,  mayores niveles de inequidad, injusticia y desigualdad, que se plasman en mayor tensión, empezando por guerras comerciales (de momento).

Un mundo en el que la reacción se ha producido todavía más abruptamente con el surgimiento, de populismos xenófobos. Vivimos la quiebra de los modelos de multilateralidad, de compromisos internacionales; tiempos de enfrentamientos entre nativistas xenófobos y cosmopolitas doctrinales, que no es otra cosa que un viejo enfrentamiento entre proteccionistas  frente a librecambistas; nacionalistas corporativos frente a cosmopolitas neoliberales. En términos de Trump: “patriotas contra globalizadores”. Y creo que es una trampa, utilizar la palabra “globalista” como alternativa a “patriota”, para defender una visión egoísta, cerrada e injusta del mundo. Frente a ello estamos organizaciones cosmopolitas e internacionalistas como los sindicatos.

Parafraseando a Charles Dickens en Historia de dos ciudades, “Era el mejor de los tiempos, era el peor de los tiempos”...

Entonces, frente a esta Reacción ¿cuáles son las alternativas? pues cosas como las que estamos hoy conmemorando: compromisos laborales que se plantean como alternativa a una visión cerrada, egoísta e injusta del mundo. 

Porque, en definitiva, como decía antes, el sindicalismo es internacionalista por definición o, por lo menos, el sindicalismo de clase confederal; y en los compromisos con las empresas globales es donde podemos sentar pautas, reglas y mejores prácticas. Es “a ras de tierra”, en las empresas, en los centros de trabajo, donde se articulan los pequeños acuerdos, los convenios que se convierten en pequeñas leyes. 

Y esas leyes, unidas a otros muchos compromisos, que se van adquiriendo en otras empresas, en otros centros de trabajo, van conformando una red de compromisos que transforman en buenas prácticas en nuevas normas y que terminan convirtiéndose en Leyes (con mayúsculas). 

Así se ha construido en la práctica totalidad del mundo democrático los derechos sociales. Sin Libertad Sindical no hay Derechos sociales, pero es que sin Libertad Sindical no hay Democracia, y donde crece la Desigualdad, y campa a sus anchas, lo que ocurre es que se disuelve la Democracia. 

Por eso, la apuesta que estamos haciendo al construir estos compromisos globales, la apuesta por reivindicar la Libertad Sindical, de la que aquí tenemos un ejemplo, es de cómo la libertad sindical expande y mejora las relaciones laborales y las empresas donde se establece. [Conmemoramos, celebramos reconocemos y saludamos la querida presencia de nuestro hermano y compañero Stuart Appelbaum, Presidente de RWDSU]

Y, claro, son acuerdos éstos que promueven igualdad, diversidad, mejores condiciones, que no están exentos de tensiones, pues todos los días nos enfrentamos a una negociación de convenio complicada, nos enfrentamos a cambios en la organización del trabajo, nos cambian todos los esquemas… 

Intuimos que los cambios van a ser mucho más profundos de los que se están produciendo y además se van a desencadenar mucho más rápido. En ese entorno la reivindicación y la comunicación de este acuerdo tiene que servir para ponernos la tarea de cómo se pueden renovar y ampliar; en definitiva, cómo se pueden adaptar a estos momentos de disrupción digital, de cambio en la conformación de tiendas, en los usos y costumbres de la clientela, etc. 

El Presidente, Sr Isla, ha hecho mención a toda la inversión que se está haciendo en la renovación de las tiendas físicas, pero sabemos que eso lleva aparejado cambios en la organización del trabajo, en la estabilidad del empleo, en la cantidad de empleo distribuido por tiempo de trabajo, en los salarios, en la capacitación, en la formación… y nosotros queremos aprovechar este acto para proponer que la nueva frontera es hablar de estas cuestiones, hacerlo de manera más compartida, hacerlo de manera que el Empleo sea la prioridad, y la garantía sea la empleabilidad y el desarrollo profesional. 

Y, por lo tanto, que esta empresa también sea puntera, no sólo en los elementos de negocio como está contrastando y poniendo de manifiesto, sino también innovando mediante flexibilidad interna acordada y abriendo espacios a la participación laboral en la Organización del Trabajo.

En definitiva, a una escala que no es pequeña, estamos hablando de reconstituir desde el Grupo Inditex, o ayudar a hacerlo eso que venimos llamamos el nuevo Contrato Social, que tiene que arraigar en un mundo que, efectivamente, tiene retos muy importantes con el medio ambiente, la demografía, la disrupción tecnológica, los cambios en definitiva… pero que se pueden alinear con grandes objetivos que han marcado desde Naciones Unidas a la OIT (Objetivos 2030 y Objetivos de Desarrollo Sostenible). 

Inditex puede ser un elemento tractor, como lo viene siendo hasta ahora, en los nuevos modelos de gobernanza; y que eso además se traduzca en cosas concretas en los centros de trabajo, en los convenios provinciales, en toda la empresa en definitiva.

Muchas gracias por vuestra atención

 


banner afiliaci髇