Más sobres las pagas voluntarias: la Constitución según el SEC-L

Archivado en Comunicados, Salario

Más sobres las pagas voluntarias: la Constitución según el SEC-L


Es increíble que alguien pueda afirmar que los únicos que pueden reclamar la tutela de los tribunales por vulneración de derechos fundamentales sean los representantes sindicales.


pdf
print
pmail

Pero que lo haga un sindicato nos parece totalmente surrealista.

A pesar de que dicen no tener una opinión clara de sus servicios jurídicos, se atreven a pontificar sobre lo que tenemos o no tenemos que hacer.

Querríamos tranquilizar a todo el mundo sobre nuestras intenciones y actividades en el tema que nos ocupa.

Desde el primer momento en que tuvimos los suficientes elementos para creer que el pacto firmado el año 1986 tenía artículos que habían quedado desfasados, nos dirigimos a la Caixa con la intención de negociar una solución satisfactoria.

Paralelamente a las peticiones de acuerdo, iniciamos un proceso de demandas para ir confirmado las posibilidades reales de conseguir lo que diferentes sentencias del Constitucional ya dictaminaban.

Como ya sabéis, el primer caso, Manuel Luna, ganó en primera instancia. La sentencia, lógicamente, hace referencia a sus condiciones particulares, pero en la argumentación saca a relucir también la jurisprudencia del Constitucional sobre la discriminación por fecha de entrada o tipo de contrato.

Pese a que la propia Dirección sacó una nota reconociendo que el pacto del 86 tenía elementos que la jurisprudencia actual había dejado obsoletos, no hizo otra cosa que aplicar parcialmente la sentencia que había perdido y decidió pagar al afectado las dos pagas en cuestión, recurriendo la indemnización que fijaba el juez. Tampoco entonces quiso la Caixa negociar la aplicación para toda la plantilla.

En este momento ya tenemos presentada otra demanda de dos empleados (que no son representantes sindicales), que habiendo entrado a trabajar antes del año 1987 la Caixa no les reconoce la continuidad en la contratación.

También estamos en fase de recogida de datos, entre nuestros afiliados y afiliadas entrados a partir del año 1987, para presentar una demanda individual colectiva.

Las dos demandas son por protección del derecho fundamental a la igualdad y la no discriminación contemplados en el artículo 14 de la Constitución y, por tanto, se reclama una indemnización valorada en el importe de las pagas dejadas de cobrar.

La Sección Sindical de CC.OO., hace ya mucho tiempo que cree que esta discriminación salarial se tiene que acabar, y con este objetivo estamos trabajando por el bien de todo el mundo. En cambio, otros, ahora nos quieren dar lecciones, eso sí, sin definirse sobre si comparten o no la actuación de la Caixa.

Nuestros Servicios Jurídicos consideran que la mejor opción para conseguir el buen fin general, y para salvaguardar los derechos individuales para todas las pagas no cobradas, es la vía de la demanda individual colectiva.

 
Queremos dejar constancia, además, que nadie está obligado a presentar nada. Que todo el mundo lo hace voluntariamente. Todos y todas han recibido la información adecuada y han podido preguntar lo que han querido.

También se ha dejado muy claro a todos y a todas que presentar una demanda no es garantía de éxito, pero es evidente que hay opciones y que no podemos renunciar a ellas sin presentar batalla.

Si otros creen tener otro camino, que lo sigan.

Para finalizar un par de apuntes. El primero: que dejen ya de marear la perdiz con el tema de la afiliación, demonizándola, como si pedírsela a los trabajadores y trabajadoras fuera un pecado. CCOO defiende la afiliación porque con ella los sindicatos tenemos más fuerza, porque es una garantía para los trabajadores y trabajadoras, y porque es la mejor manera de organizarnos. Es más, creemos que todo el mundo debería estar afiliado a un sindicato (a cualquiera, pero lógicamente nosotros creemos que CCOO es el mejor y por ello queremos incorporar a nuestra organización al máximo número de trabajadores y trabajadoras) ¿Qué hay de malo en ello?

Y el segundo apunte: no tenemos ganas de entrar en más disputas con nadie, que lo único que provocan es incertidumbre y angustia en unos compañeros y compañeras que ya están suficientemente angustiados con la difícil tarea que llevan a diario en nuestra empresa.

Como siempre, quedamos a vuestra disposición por si nos queréis preguntar y/o aclarar alguna duda sobre este tema.

Y, a fuer de parecer pesados, hacemos de nuevo un llamamiento a la Dirección para que se avenga a negociar un acuerdo. Y, si no es posible, continuaremos ampliando el círculo de demandas hasta abarcar a tod@s l@s afectad@s que quieran seguir nuestro camino.


Mataró, 2 de junio de 2006

 

 

¡POR EL BIEN DE TODO EL MUNDO!