Archivado en Preguntas frecuentes, Jornada

Vacaciones

El Tribunal de Luxemburgo sentencia que es ilegal sustituir las vacaciones por dinero


El Tribunal de Justicia de la Unión Europea ha fallado que sustituir por una compensación económica las vacaciones anuales mínimas no disfrutadas viola la legislación comunitaria. El Tribunal responde así a un caso planteado en Holanda.


pdf
print
pmail

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea ha fallado que sustituir por una compensación económica las vacaciones anuales mínimas no disfrutadas viola la legislación comunitaria. En una sentencia dictada hoy, los jueces europeos destacan que el derecho a las vacaciones anuales retribuidas "es un importante principio de derecho social comunitario" y que sustituirlas por una compensación económica "incitaría a los trabajadores a renunciar a su tiempo de reposo".

"Los trabajadores deben poder disfrutar de un descanso efectivo, en aras de una protección eficaz de su seguridad y de su salud", se destaca en la sentencia. Los jueces recuerdan que "sólo en caso de que concluya la relación laboral se permite que el derecho a las vacaciones anuales retribuidas sea sustituido por una compensación económica".

Caso planteado en Holanda

El Tribunal responde así a un caso planteado en Holanda, donde el Ministerio de Trabajo publicó un folleto que indicaba que, cuando el trabajador que no haya utilizado (total o parcialmente) su derecho mínimo a las vacaciones anuales, empresarios y asalariados pueden pactar por escrito la concesión de una compensación económica en el año posterior.

Según el Gobierno holandés, los días de vacaciones acumulados de años anteriores "exceden del derecho a vacaciones mínimas y, en consecuencia, es posible renunciar a ellos a cambio de una compensación económica". Contra esa interpretación, la Federación de Sindicatos Holandeses presentó una demanda ante un tribunal nacional, que a su vez remitió el caso al Tribunal de Justicia de la UE.

Los jueces europeos han recordado que, según la directiva de tiempo de trabajo, los Estados miembros deben adoptar las medidas necesarias para que todos los trabajadores dispongan de un período de al menos cuatro semanas de vacaciones anuales retribuidas.