Archivado en Campañas, Jornada

No prolongues tu jornada.

Sé legal, cumple con tu vida: ¡Apaga y Vámonos!


Lo habrás oído más de una vez: Es tarde. Otra vez tarde. ¿Hasta cuando? Un sinsabor que no me quito cuando vuelvo a casa.


pdf
print
pmail

Pero, la verdad sea dicha, me viene bien el dinero extra que obtengo con el nuevo sistema de incentivos. Nunca sobra el dinero, son muchos gastos. Pero claro, los objetivos son tan altos, tan difíciles de cumplir, a veces ni echándole un montón de horas,si, al menos, pudiéramos negociarlos.

El ascenso tantas veces prometido no llega. Y siempre la misma cantinela: "se está estudiando".

Otra igual que lo de "la atención al cliente", "las demandas de los usuarios". Si ya sé, sin cliente no hay empresa, no hay empleo. Siempre se rompe la cuerda por el mismo lado, por el mío, prolongando jornada.

Se pueden conciliar los intereses de todos. Seguro.

Cuando era temporal pensaba que cuando fuese fijo ésto no pasaría.

La verdad es que casi no recuerdo cuando llegaba a casa a mi hora.

Siempre la misma silla vacía en las reuniones con mis amigos y amigas.

Ayer no pude ir a ver la función escolar de Juan, el pequeño.

Tengo que llamar a ver si pueden ir a recoger a la niña de la clase de natación y dejarla en casa. Con un poco de suerte llego antes de que se acueste.

Pasear con mi pareja, simplemente pasear, qué placer, qué difícil conseguirlo.


Participa en la Campaña "Apaga y Vámonos" (www.apagayvamonos.info)