Archivado en Socio Economico

Textos filtrados del tratado lo confirman: el TTIP es un acuerdo comercial que amenaza a la democracia


Stop TTIP

IUF UITA Los proyectos de textos secretos (solamente en ingl√©s) del acuerdo TTIP de 'libre comercio' propuesto entre Estados Unidos y la Uni√≥n Europea, publicados por Greenpeace Holanda el 2 de mayo, confirman lo que los cr√≠ticos han sostenido desde el principio. El TTIP es un acuerdo comercial que amenaza a la democracia.




pdf
print
pmail

Las negociaciones del tratado nunca se centraron en la reducci√≥n de los aranceles entre Estados Unidos y la Uni√≥n Europea, que est√°n en m√≠nimos hist√≥ricos. Al igual que el Acuerdo Transpac√≠fico finalizado pero a√ļn no ratificado y el Acuerdo Integral Econ√≥mico y de Comercio entre la UE y Canad√°, CETA, el principal objetivo del TTIP es ampliar a√ļn m√°s el poder ya considerable de las compa√Ī√≠as transnacionales, restringiendo el poder normativo de los gobiernos y bloqueando el sistema vigente para evitar nuevas iniciativas reguladoras.

Los capítulos filtrados (13 de los 24 del proyecto) muestran cómo el TTIP debilitaría la capacidad de los gobiernos en todos los niveles de adoptar y hacer cumplir las leyes y reglamentos para defender la salud y seguridad de trabajadores y consumidores y el medio ambiente contra la depredación corporativa.

El contundente instrumento para reducir los niveles normativos y mantenerlos bajos es el cap√≠tulo sobre la armonizaci√≥n de la reglamentaci√≥n (lo que los negociadores de la UE llaman 'Cooperaci√≥n Reglamentaria' y EUA denomina 'coherencia normativa, transparencia y otros buenas pr√°cticas reglamentarias). Se deben evaluar todas y cada una de las propuestas reglamentarias por sus efectos en el comercio y la inversi√≥n, tienen que cumplir con un requisito 'menos gravoso' (donde ninguna reglamentaci√≥n es punto de referencia) y tienen que ser objeto de un an√°lisis de relaci√≥n entre costo y beneficio. Los gobiernos deben indicar por adelantado todas las reglamentaciones  propuestas que piensan adoptar y deben garantizar los aportes de "personas f√≠sicas y jur√≠dicas (es decir: compa√Ī√≠as) interesadas en el proceso de redacci√≥n y revisi√≥n. Las compa√Ī√≠as como personas jur√≠dicas de cualquiera de los dos lados pueden "solicitar formalmente" la modificaci√≥n o derogaci√≥n de cualquier norma que no les guste. El principio de precauci√≥n establecido en la legislaci√≥n de la UE no se menciona en ninguna parte del proyecto de texto de la UE, que propone en su lugar el "reconocimiento rec√≠proco de la equivalencia de los actos reglamentarios": una rendici√≥n preventiva de los niveles generalmente m√°s elevados y normativa generalmente m√°s exigente de Europa.

Se desarrolla m√°s ampliamente el papel institucional de las empresas transnacionales en el cap√≠tulo sobre Obst√°culos T√©cnicos al Comercio, mecanismo basado en la OMC en virtud del cual las empresas han desafiado las normas, por ejemplo, sobre los requisitos de paquetes sin marcas de los productos del tabaco, el etiquetado de pa√≠s de origen, enjuagues qu√≠micos en carne de ave y restricciones a la importaci√≥n de cultivos modificados gen√©ticamente. El proyecto de Estados Unidos establece que "Cada Parte permitir√° que personas de la otra Parte participen en la elaboraci√≥n de normas, reglamentos t√©cnicos y procedimientos de evaluaci√≥n de conformidad" y que "Cada Parte permitir√° que personas de la otra Parte participen en el desarrollo de estas medidas en t√©rminos no menos favorables que los otorgados a sus propias personas". Comit√©s de compa√Ī√≠as transnacionales reemplazan el proceso democr√°tico. El "derecho a regular" evocado en el proyecto de cap√≠tulo de inversi√≥n de la UE publicado el a√Īo pasado no tiene sentido a la luz de las disposiciones que vac√≠an totalmente la toma de decisiones democr√°tica.

¬ŅQu√© m√°s nos dicen los textos filtrados? Estados Unidos est√° tratando de abrir una grieta en el mercado potencial de la UE para los "productos de la tecnolog√≠a agr√≠cola moderna", es decir, los cultivos modificados gen√©ticamente. El borrador del cap√≠tulo sobre medidas sanitarias y fitosanitarias crea una red de requisitos "basados en la ciencia'' lo que har√≠a a√ļn m√°s dif√≠cil que la UE mantenga sus restricciones a las importaciones y la producci√≥n de transg√©nicos. Se pedir√° a la UE que se inscriba en la iniciativa internacional sobre bajo nivel de presencia (solamente en ingl√©s) impulsada por Estados Unidos, un programa dise√Īado para eliminar las restricciones a la importaci√≥n de alimentos no modificados gen√©ticamente que contienen los restos de contaminaci√≥n transg√©nica, que se han vuelto omnipresentes con la expansi√≥n de la agricultura transg√©nica. La "iniciativa internacional" es colonizaci√≥n transg√©nica por el sigilo.

Los textos contienen mucho m√°s que es t√≥xico para la democracia y el movimiento obrero, y ni siquiera hemos visto la lista completa de anexos sobre servicios o cap√≠tulos sobre propiedad intelectual o servicios financieros, todos ellos instrumentos para mejorar el poder corporativo. Lo que se filtr√≥ expone la completa hipocres√≠a de los gobiernos en ambos lados, tratando de vender el TTIP como un acuerdo que respeta el papel regulador del Estado y garantiza un alto nivel para los trabajadores, la seguridad de los consumidores y √Īa protecci√≥n del medio ambiente.

Sobre inversi√≥n, el coraz√≥n del tratado, la propuesta de la UE de "tribunal" de inversi√≥n internacional para manejar las demandas de los inversores es un cambio de marca cosm√©tica(solamente en ingl√©s) de los tribunales cerrados que Estados Unidos sigue presionando para incluir para resolver diferencias entre inversores y Estado (el ISDS). Ambos capacitar√≠an a los inversores internacionales para desafiar leyes, reglamentos, incluso decisiones administrativas y judiciales que consideran objetables.

TTIPRome_0

La oposici√≥n al TTIP contin√ļa creciendo. El 7 de mayo, m√°s de 40.000 personas se manifestaron contra el TTIP en Roma, convocados por la central sindical italiana CGIL, la rama de los Trabajadores de la Alimentaci√≥n de CGIL, la federac√≥n FLAI, y grupos de la sociedad civil

El CETA contiene ISDS y amplía los "derechos" de los inversores en su forma más tóxica, lo que lo convierte en una potencial representación del TTIP. Las transnacionales, prácticamente todas estadounidenses, tienen subsidiarias en Canadá, las que pueden hacer uso de las disposiciones del CETA, con inclusión del ISDS, para atacar las normativas de la UE. La ofensiva empresarial puede propagarse más ampliamente a través del mecanismo de "nación más favorecida". Esto permitiría que las empresas, y sus filiales en otros países con similares tratados comerciales y de inversión con la UE reclamen los mismos "derechos" establecidos para los inversores en el CETA. TTIP/CETA es un paquete de acuerdo. Los sindicatos, junto con las organizaciones de la sociedad civil tendrán que construir sobre los textos filtrados para mantener el impulso de la protesta con el fin de derrotarlos a ambos.