Archivado en Comunicados, Prevision Social

Revalorizaci贸n de pensiones: Si no cambian las cosas, lo peor est谩 por venir


Cuadro Revalorizaci贸n pensiones

Las pensiones subir谩n un 0,25% en 2016. La gran mayor铆a de ellas pierden un 1,10% de poder adquisitivo en la crisis. 

El efecto coyuntural de inflaci贸n negativa no consigue, ni tan siquiera, corregir los efectos de la congelaci贸n de pensiones de 2011 y 2012.



pdf
print
pmail

Ayer se anunci贸 la subida de pensiones para 2016 en un 0,25%. Dato conocido desde la reforma de pensiones que, como consecuencia de las condiciones impuestas a Espa帽a por el rescate internacional de nuestro sector financiero y, con ello, de nuestra econom铆a, aprob贸 el Gobierno y entr贸 en vigor el 27 de diciembre de 2013.

Aquella reforma, que viene aplic谩ndose desde entonces, se alcanz贸 sin acuerdo parlamentario ni con los interlocutores sociales. Se apart贸 de los consensos alcanzados en esta materia desde 1995 como consecuencia del Pacto de Toledo en materia de pensiones y supone, de hecho, que esa revalorizaci贸n de pensiones del 0,25% anual, se mantendr谩 durante muchos a帽os.

Hay que recordar que, antes de la misma se hab铆a suspendido la aplicaci贸n de la normativa vigente, que desde 1996 preve铆a la revalorizaci贸n de las pensiones con el IPC, en dos ocasiones durante la crisis. La primera, la congelaci贸n aprobada por el gobierno socialista en 2011 (que supuso una p茅rdida de poder adquisitivo de un 2,9% para la mayor铆a de pensiones); la segunda, la no regularizaci贸n a final de a帽o de la subida de pensiones aprobada por el Gobierno del Partido Popular en 2012 (que supuso una p茅rdida de poder adquisitivo de 1,9% tambi茅n para la mayor parte de pensionistas). (*)

Con ello, el balance de la revalorizaci贸n de pensiones durante la crisis, es de p茅rdida de poder adquisitivo para 3 de cada 4 pensionistas (-1,10%), lo que se compadece mal con el triunfalismo del Gobierno, que ha intentado e intenta aprovechar la d茅bil situaci贸n de nuestra econom铆a acompa帽ada de un per铆odo de tasas negativas de inflaci贸n, para presentar como ganancia de poder adquisitivo, lo que es un efecto coyuntural, recogido acr铆ticamente en demasiadas ocasiones en la informaci贸n publicada.

Pero el problema fundamental es que este no es el mayor problema. Lo peor est谩 por venir. En el momento en que la situaci贸n econ贸mica se normalice y el dato de inflaci贸n se sit煤e en los objetivos establecidos por las instituciones europeas (2%), la f贸rmula de revalorizaci贸n de pensiones, tal y como est谩 dise帽ada, sin previsi贸n alguna de incremento de ingresos de la Seguridad Social, supondr谩 una p茅rdida anual de poder adquisitivo importante y sostenida en el tiempo (1,75% anual, con un impacto acumulado mucho mayor a lo largo del periodo medio de permanencia como pensionista). Si Espa帽a volviese a situarse, seg煤n nuestra experiencia hist贸rica, en tasas de inflaci贸n superiores, el ajuste ser铆a mayor.

Por ello, una m铆nima perspectiva exige abordar el anuncio del Gobierno en lo que supone de quiebra del principio de contributividad de nuestras pensiones que, una vez causadas, no tienen garantizado su poder adquisitivo, m谩s bien lo contrario.

Por ello, la actual coyuntura de constituci贸n de nuevas mayor铆as de gobierno, debe incluir entre los objetivos de la nueva legislatura, recuperar el consenso en torno al Pacto de Toledo y corregir la actual situaci贸n abordando nuevas f贸rmulas de revalorizaci贸n de pensiones que permitan mantener su poder adquisitivo a lo largo de la vida del pensionista como tal, al tiempo que se abordan reformas estructurales del sistema de pensiones para garantizar los ingresos necesarios para mantener el compromiso de solidaridad intergeneracional que est谩 en la base de nuestro sistema de Seguridad Social.

(*) Se anexa cuadro Evoluci贸n de la Revalorizaci贸n de Pensiones

cuado revalorizacion pensiones