Archivado en Comunicados, Empleo

El retraso de la puesta en marcha del Programa de Turismo Social ha provocado la pérdida de más de 3.500 puestos de trabajos y el cierre de 30 hoteles


Sede social del Imserso. Turismo Social

CCOO se√Īala que, adem√°s de los inconvenientes que el retraso en la adjudicaci√≥n del programa del IMSERSO ha ocasionado a los cerca de 1 mill√≥n de pensionistas y jubilados que participan en este programa p√ļblico de vacaciones, el retraso en su puesta en marcha tambi√©n ha afectado a una parte sustancial de los cerca de 300 hoteles, empresas de transporte y agencias de viajes.



pdf
print
pmail

El retraso ha supuesto, en concreto, la pérdida de unos 3.500 empleos que conforman buena parte de las plantillas de las distintas zonas turísticas, que dependen de la puesta en marcha inmediata del Programa de Turismo Social del IMSERSO para no verse obligados a cerrar sus puertas durante la temporada baja. Además de la importante repercusión económica sobre el sector hostelero, también se han visto afectados miles de empleos indirectos en el conjunto de las zonas turísticas afectadas, de forma especialmente relevante en el caso de los destinos de Baleares y Canarias, que a fecha de hoy todavía no saben cuándo comenzarán a llegar los primeros turistas de este programa, que cuenta en estos destinos con un presupuesto de 198 millones de euros.

Todo ello está suponiendo que más de treinta hoteles en las islas de Mallorca e Ibiza hayan cerrado ya sus puertas, y más de 2.000 trabajadores fijos discontinuos hayan sido enviados al desempleo. Del mismo modo, en Canarias también se han visto afectados cientos trabajadores eventuales.

Los destinos en las costas peninsulares, cuyo programa está dotado con un presupuesto de 277 millones de euros, y los destinos de interior, con 71 millones de euros, ya están en marcha y a pleno rendimiento, con los primeros lotes de turistas disfrutando de sus vacaciones. El retraso de más de mes y medio ha supuesto que muchos trabajadores indefinidos se hayan visto obligados a consumir anticipadamente sus vacaciones; en el caso de los fijos discontinuos que se suspendiese su contrato y fueran enviados al desempleo, y en el de los trabajadores eventuales directamente se les despidiera; aunque es cierto que la puesta en marcha finalmente del programa ha podido recuperar en parte esta situación.

Hay que recordar, además, que junto a la pérdida de empleo de las plantillas de trabajadores directamente afectados por el retraso de la puesta en marcha del programa, también se ve comprometida la actividad de otros sectores tales como el comercio minorista, los bares y restaurantes, las empresas de ocio, etc.

CCOO esperamos y confiamos que tanto el Gobierno y las dos grandes empresas que desarrollan el programa tomen buena nota de todo lo ocurrido, y además de mejorar la planificación previa de los futuros procesos de licitación, el sector empresarial atienda, junto a los legítimos intereses económicos, a los efectos que sobre usuarios, trabajadores y el conjunto de la economía tienen las actuaciones ocurridas en este proceso.

Desde CCOO estamos convencidos de la utilidad del Programa de vacaciones del IMSERSO, tanto como espacio de bienestar para nuestros mayores, como de generación de empleo, por lo que este sindicato continuará apoyándolo de forma decidida.

Afíliate a CCOO