Los españoles son los ciudadanos más preocupados por la posibilidad de perder su empleo en los próximos 12 meses

Archivado en

LABORAL

Los españoles son los ciudadanos más preocupados por la posibilidad de perder su empleo en los próximos 12 meses


El 70% de los encuestados en España teme quedarse sin trabajo en el próximo año, seguidos de Israel (67%) e Italia (54%), frente a una media nada despreciable del 49%.


pdf
print
pmail
 
VISITANOS SI QUIERES ESTAR INFORMADO

SECCIÓN SINDICAL FRATERNIDAD MUPRESPA

Los españoles son los ciudadanos más preocupados por la posibilidad de perder su empleo en los próximos 12 meses, según un estudio realizado por MORI para la empresa de recursos humanos Manpower entre más de 12.000 personas procedentes de 15 países de Europa, Medio Oriente y África. El informe, que analiza las tendencias laborales durante 2005, revela que el 70% de los encuestados en España teme quedarse sin trabajo en el próximo año, seguidos de Israel (67%) e Italia (54%), frente a una media nada despreciable del 49%.

Otra de las principales preocupaciones que refleja el ‘Estudio Manpower sobre Tendencias Laborales en la Región EMEA’, principalmente entre los empleados de la industria manufacturera, es que su puesto de trabajo se traslade a otros países. España vuelve a ocupar la primera posición, siendo un 37% de los encuestados quienes coinciden en este temor, seguidos de los finlandeses (29%) y los alemanes (21%). Lo mismo ocurre con el miedo a que su puesto de trabajo se subcontrate a otra empresa –más frecuente en los sectores de la agricultura, la pesca, las tecnologías de la información y las telecomunicaciones–, que los españoles reflejan en mayor medida que el resto (37%) Imagen del empleador excelente.

Estos datos inducen a una de las principales conclusiones del estudio, cuyo objetivo último es responder a la pregunta “¿Qué se necesita para ser un empleador excelente?”: lo que más valora el 47% de los encuestados es que les proporcione seguridad y estabilidad laboral, por encima incluso del sueldo (42%). Otros aspectos que influyen en la buena imagen del empleador son que facilite un horario flexible y la conciliación entre la vida familiar y laboral (39%), y que dé oportunidades para progresar profesionalmente (38%).

Las medidas que favorezcan el equilibrio entre la vida personal y profesional son más valoradas por las mujeres que por los hombres, según el informe. No obstante, tan sólo el 22% de los encuestados estaría dispuesto a recortar su salario para reducir su jornada laboral, mientras en que en el caso de España el porcentaje asciende al 41%, el más alto de todos los países analizados, seguido de Suiza (33%) y Finlandia (31%).

En cuanto a las oportunidades para progresar dentro de la empresa, están muy relacionadas con el aspecto anterior, dado que más de la cuarta parte de los encuestados considera que tanto ellos como sus parejas no pueden dedicar tiempo de sus trabajos a tener hijos, y al 21% les preocupa que el hecho de formar una familia pueda repercutir negativamente en su carrera.

Nuevamente, los españoles se sitúan a la cabeza del ranking: el 39% de ellos asegura no tener tiempo para tener hijos –seguidos de los italianos (38%) y los turcos (32%)–, y el 38% considera que si los tuviera podría verse perjudicado su progreso o desarrollo profesional –seguidos a gran distancia por los griegos (26%), los suizos y los austriacos (23%, respectivamente)–.

Las prestaciones más valoradas

Aparte del paquete retributivo, la prestación más valorada de los empleadores es que ofrezcan a sus empleados cursos de formación sufragados por la empresa. En este sentido, los países analizados presentan una tendencia similar, situándose en el 62% la media de los que conciben este aspecto como el más importante.

Otras de las prestaciones de mayor interés para los encuestados son la duración de la jornada semanal (55%), los planes de pensiones (46%), los días de vacaciones (38%) o las prestaciones sanitarias (31%). No obstante, en el caso de España la jornada laboral se perfila como el aspecto más importante (69%), por encima de la formación (65%) y, sobre todo, de los planes de pensiones, a los que se concede un interés mucho menor (26%).

Nuevamente, prestaciones como las bajas pagadas de maternidad /paternidad son más apreciadas por las mujeres, y en países como España, Italia, Dinamarca y Grecia se valoran más que en el resto. En cuanto a la posibilidad de trabajar desde casa, resulta más atractiva para daneses, noruegos y austriacos que para los ciudadanos de las regiones mediterráneas. Por último, la opción de hacer un inciso en la carrera y tomarse un respiro profesional es muy apreciada en Grecia e Israel.

ComunicaRSE