Archivado en Comunicados, Elecciones sindicales

Elecciones Sindicales: Exigiendo derechos, volveremos a ganar


elecciones sindicales. Exige tus derechos. Exige CCOO

Han comenzado las elecciones sindicales de 2014-2015. En realidad, se han celebrado ya elecciones en empresas y sectores de gran trascendencia, y algunos resultados eran esperados con agitada incertidumbre en ciertos mentideros del antisindicalismo. Era el caso del sector de ahorro, de manera singular en Bankia, o en grandes almacenes, coto del sindicalismo corporativo con protecci贸n patronal.



pdf
print
pmail

Tendr谩n que esperar. Aquellos que, ufanos, se apuntaron a la cruzada antisindical, m谩s exactamente cruzada contra el sindicalismo de clase, y que hab铆an precipitado su quiebra representativa, vivir谩n en la zozobra. En el sector de ahorro, CCOO ha vuelto a ganar las elecciones con solvencia y 180 delegados/as de diferencia sobre la segunda lista, CSICA y 370 delegadas/os sobre UGT. En Bankia, el triunfo tambi茅n ha sido contundente, con 42 delegados de diferencia sobre la segunda lista y 76 sobre UGT. Por cierto, el llamado sindicalismo antipactos, el que parece tener al sindicalismo de clase como enemigo, apenas suma el 1,4%. En grandes almacenes, adem谩s de ganar las elecciones, CCOO es el 煤nico sindicato que incrementa la representaci贸n.

Me detengo en los resultados de ahorro y de Bankia, porque hab铆an sido elegidos por el aparato medi谩tico conservador y por alg煤n que otro vocero del llamado radicalismo sindical, como ?principio del fin del sindicalismo confederal que representa CCOO?. Y hay que decir, que no han dejado de intentarlo: constantes ataques en los medios de comunicaci贸n; sistem谩tico descr茅dito de la imagen sindical; silencio c贸mplice de la capacidad de reivindicaci贸n y propuesta de CCOO; permanente vinculaci贸n del sindicato con acciones violentas que se inventaban; eficaz colaboraci贸n en esta campa帽a del gobierno con leyes y reformas orientadas a debilitar en poder contractual de los sindicatos. Pero no ha podido ser. CCOO acumula demasiada experiencia de movilizaci贸n y negociaci贸n, de exigencia de derechos y de convenios, de miles de sindicalistas en las empresas defendiendo a los trabajadores/as como para que el recurso al libelo y la calumnia pueda acabar con su lucha. Nos han hecho da帽o, s铆. Nos lo siguen haciendo. A veces, contando con nuestros propios errores ante los que tratamos de ser r谩pidos y expeditivos. Pero CCOO puede y debe remontar el vuelo, renovarse y seguir estando a la cabeza del sindicalismo en nuestro pa铆s.


Mantener la tensi贸n

Las elecciones sindicales no han hecho m谩s que empezar. No solo hay elecciones en las grandes empresas o sectores de la producci贸n y los servicios. Decenas de miles de peque帽as empresas celebran y celebrar谩n elecciones y sus resultados decidir谩n al final el triunfo de uno u otro sindicato. Vamos ganando s铆, pero la prolongada crisis econ贸mica y la menor actividad productiva han destruido centenares de miles de puestos de trabajo y se han reducido sustancialmente las plantillas. Ello se traduce en que los comit茅s de empresa y delegados/as de personal ?en las administraciones p煤blicas, juntas de personal- tienen menos componentes y por tanto, el n煤mero de representantes a elegir es menor. CCOO es el sindicato mayoritario y, a priori, ser铆amos el m谩s perjudicado por esta reducci贸n. Pero hay que pelear hasta el 煤ltimo delegado/a, porque estas elecciones son observadas con lupa por quienes, agazapados, rezan por la derrota del sindicalismo confederal.

EXIGE TUS DERECHOS, es el lema elegido por CCOO para estas elecciones. Unos derechos, que primero el gobierno de Zapatero, y de manera decisiva el gobierno de Mariano Rajoy, han convertido en papel mojado, especialmente tras la reforma laboral de marzo de 2012, al asestar un duro golpe a la arquitectura del derecho del trabajo que hab铆amos consolidado desde la transici贸n democr谩tica. Del desenlace de estas elecciones y de la capacidad de CCOO para volver a ganar y si es posible con mayor ventaja sobre el segundo sindicato, depender谩 en buena medida que seamos capaces de recuperar terreno perdido y avanzar en la defensa de los derechos de las personas asalariadas, de las/os pensionistas, de las mujeres, de los j贸venes, de las inmigrantes y de quienes queriendo trabajar no lo pueden hacer. Algunos anunciaron el fin del sindicalismo de clase y confederal. Trabajemos para que sean el sindicalismo corporativo y quienes parapetados en un falso radicalismo les secundan, los derrotados.

Fernando Lezcano, secretario de Organizaci贸n y Comunicaci贸n de CCOO

Af铆liate a CCOO