Archivado en Negociacion Colectiva

Laboratorios Proyes: Conflicto laboral en Aragón


Laboratorios Proyex es una empresa especializada en calidad y asistencia técnica en ingeniería, desde hace meses, la empresa está en una situación irregular, atrasando el pago de las nóminas a los trabajadores y otros acreedores, entre ellos la Agencia Tributaria.


pdf
print
pmail
El pasado 18 de abril, la Agencia Tributaria dio orden de embargar las cuentas de la empresa para cubrir la deuda, y ésta intentó defenderse instando un procedimiento concursal (antigua suspensión de pagos). En este proceso, apareció otra empresa, ATISAE, una ingeniería con sede en Madrid e implantación estatal, que tras diversas manifestaciones en los medios de comunicación de interés de compra, abandonó la operación. Las expectativas abiertas por ATISAE en cuanto a la viabilidad de la empresa, han quedado truncadas, y los trabajadores continúan atendiendo los compromisos de Proyex con sus clientes, incrementando la deuda salarial y con escasas perspectivas de poder cobrar por su trabajo.

En este estado de cosas, se celebraron dos días de huelga los días 18 y 19 de mayo, en los que se visualizó ante la sociedad el conflicto. Pero las cosas siguen igual, con los trabajadores que encuentran trabajo abandonando la empresa y sus derechos indemnizatorios y los que siguen, sin poder abandonarla voluntariamente, si no tienen otra oferta de empleo, ya que ello les privaría del derecho a la prestación por desempleo, e igualmente a la correspondiente indemnización.

Por ello, desde COMFIA hemos propuesto iniciar los trámites para la extinción de los contratos de trabajo a través de un ERE, que se sustanciaría en el propio Concurso, y para ello, se ha convocado una huelga intermitente todos los martes, miércoles y jueves de los meses de junio y julio, a partir del día 7 de junio. Estas medidas se han adoptado en Asambleas de centros de trabajo por amplia mayoría.

Con fecha 1 de junio se estaban abonando en las cuentas un importe de 1026 Euros, correspondiente al doble del salario mínimo interprofesional, que es el límite que establece la Ley Concursal para el salario de 30 días trabajados. El período de pago corresponde desde el 18 de marzo (un mes antes de la declaración de concurso) hasta el 18 de abril. Existe también un compromiso de los administradores para ir abonando cantidades pendientes hasta el 30 de abril, con criterios más restrictivos (50% de los salarios devengados en dicho período). El resto de la deuda se irá tratando en el desarrollo del Concurso. Ya se ha devengado el salario del mes de mayo, que, de manera automática se incorpora a la demanda de la deuda salarial.