Archivado en Comunicados

Líneas Básicas de la Ley de Atención a las personas dependientes

LA ATENCI√ďN A LA DEPENDENCIA Y EL APOYO A LAS FAMILIAS, OBJETIVOS PRIORITARIOS


Espa√Īa cuenta con 2.782.590 personas que no pueden valerse por s√≠ mismas (ancianos y discapacitados graves) √≥ que necesitan alg√ļn tipo de ayuda para alguna actividad de la vida diaria. Esta atenci√≥n recae en las mujeres de cada familia en un 80% de los casos y s√≥lo en un 6,5% de los mismos cuenta con el apoyo de los servicios sociales.


pdf
print
pmail

√® CC.OO. public√≥ en noviembre su propuesta de L√≠neas B√°sicas de la Ley de Atenci√≥n a las personas dependientes, una iniciativa pionera en nuestro pa√≠s. Por su parte, el ministro de Trabajo acaba de presentar un Libro Blanco de la Dependencia, con diez puntos b√°sicos para desarrollar un di√°logo con los agentes sociales de cara a un futuro sistema de prestaciones p√ļblico y universal. El documento gubernamental recoge casi literalmente buena parte de las propuestas de CC.OO., que ha logrado incluir este problema como asunto prioritario en la agenda del di√°logo social. Tras la negociaci√≥n con los agentes sociales, esperamos que la nueva ley pueda presentarse este a√Īo.

è La atención a las dependencias es uno de los retos más importantes del sistema de protección social, no sólo por la necesidad de prestar asistencia a las personas dependientes, sino también porque creará en torno a 300.000 empleos y liberará a las mujeres de una parte significativa de esta atención.

√® Actualmente, el modelo de la atenci√≥n a las dependencias es asistencial y penaliza a las familias medias, que no tienen ingresos para costearse una asistencia privada ni acceso a los recursos p√ļblicos. Los recursos actuales son totalmente insuficientes ya que, seg√ļn la radiograf√≠a hecha por el Gobierno, s√≥lo el 3,14% de las personas mayores de 65 a√Īos cuentan con servicio de ayuda a domicilio, el 2 % tiene teleasistencia y el 0,46% tiene plaza en un centro de d√≠a.

√® Con el nuevo sistema nacional de atenci√≥n a las dependencias, que se espera est√© desarrollado en su plenitud en ocho a√Īos, el Gobierno pretende configurar el cuarto pilar del Estado del bienestar, tras el educativo, el sanitario y el sistema de pensiones. Para ello, incrementar√° los actuales 4.000 millones de Euros anuales de gasto en la atenci√≥n hasta 8.500 millones en 2013, aunque el ministro se ha comprometido a no elevar los impuestos y no encarecer los costes laborales para financiar el sistema.

√® Las caracter√≠sticas del nuevo sistema ser√°n objeto del di√°logo social, aunque podemos adelantar sus l√≠neas principales: gesti√≥n descentralizada y financiaci√≥n compartida entre Gobierno, comunidades aut√≥nomas y corporaciones locales; valoraci√≥n y reconocimiento √ļnico en todo el pa√≠s; por su parte, las familias aportar√°n seg√ļn sus ingresos; prestaciones de car√°cter universal y p√ļblico; prestaci√≥n de servicios antes que econ√≥mica; compatibilidad de la provisi√≥n p√ļblica con posibles conciertos con la iniciativa privada.

√® La atenci√≥n a la dependencia se articular√° a trav√©s de una ley estatal de car√°cter b√°sico, en el marco de la Seguridad Social. La ley deber√° fijar un cat√°logo de ayudas econ√≥micas y prestaciones sociosanitarias : ayudas t√©cnicas, ayuda a domicilio, teleasistencia, centros de d√≠a y residencias que, como hemos se√Īalado, se espera dar√°n lugar a una importante creaci√≥n de puestos de trabajo.