Archivado en Comunicados, Prevision Social

Hacienda emplaza a los partidos a pactar el desarrollo de los planes de pensiones


El secretario de Estado de Hacienda y Presupuestos, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, invitó ayer a los grupos parlamentarios a sumarse a la mejora y desarrollo de la previsión complementaria, de forma que beneficie a colectivos sociales cada vez más amplios.


pdf
print
pmail
El joven diputado del PP José Ignacio Echániz, al que el ex vicepresidente Rodrigo Rato consideraba un portento, trató de conducir ayer a Fernández Ordóñez a la trampa de dar por enterradas las deducciones fiscales de las que se benefician los planes de pensiones privados. Nada más lejos de la intención del secretario de Estado de Hacienda que engordar las interpretaciones que se hicieron recientemente de unas declaraciones suyas en las que cuestionó la eficacia de estas desgravaciones. Por eso Fernández Ordóñez se limitó ayer a emplazar a los grupos parlamentarios a reflexionar sobre su efectividad, con el objetivo último de 'desarrollar' la previsión social complementaria y extender también sus ventajas a las clases de renta más baja. En la actualidad sólo recurren a ella el 6% de los contribuyentes, por lo que puede considerarse, dijo Fernández Ordóñez, 'algo exótico'.

El responsable de Hacienda se apoyó en la doctrina de la OCDE para defender que el modelo de incentivos vigente no ha conseguido extender los planes privados de pensiones entre el colectivo que más los necesita. Algunos de los datos que ilustran esta realidad los aportó la diputada socialista Isabel López i Chamosa, sindicalista y dirigente del PSC en Barcelona. 'De los más de siete millones de contribuyentes que realizan aportaciones a estos planes de pensiones, 3,4 invierten únicamente 300 euros al año. Un contribuyente con una renta de 12.000 euros anuales que aporte 6.000 euros, tendría con el actual modelo un beneficio fiscal de 1.072 euros, mientras que uno que gane 40.000 euros anuales, con la misma inversión obtendría un beneficio fiscal de 2.200 euros. ¿A quién estamos potenciando?', se preguntó la diputada socialista.

Fernández Ordóñez negó la intención del Gobierno de suprimir estas desgravaciones. De momento, se conforma con abrir un debate sobre su grado de utilidad para, cuando llegue el momento, poder decidir los cambios con más información e introducirlos en la reforma fiscal que entraría en vigor en 2006.

El PP y Convergencia i Unió pidieron al secretario de Estado que fomente los planes de pensiones en las empresas, teniendo en cuenta que sólo han desarrollado esta práctica alrededor de 135.000 de las ahora existentes. 'Hay que eliminar trabas y rigideces, incrementar los atractivos y conseguir que parte de la retribución se haga como salario diferido', propuso el diputado Echániz.

El portavoz de CiU, Carles Campuzano, pidió al Gobierno que 'no juegue con las pensiones privadas porque no beneficia a nadie'. Los nacionalistas catalanes, agregó, recibirán de buen grado que 'se busque una fórmula final compartida y consensuada'.
La prudencia de Gracián, en el debate

La obra El arte de la Prudencia, del famoso jesuita aragonés, fue mencionada ayer por el diputado del PP José Ignacio Echániz para recomendar a Miguel Ángel Fernández Ordóñez que evitara en lo sucesivo 'declaraciones intempestivas' sobre los fondos de pensiones 'que no son inocuas porque asustan a la gente'. El secretario de Estado de Hacienda le tomó la palabra y también la obra de Baltasar Gracián para reprocharle de forma implícita el apagón estadístico que practicaron los gobiernos del PP. 'Hombres sin noticias, mundo a oscuras', dijo Fernández Ordóñez en referencia también a las críticas que el primer partido de la oposición y algunos inspectores de Hacienda, han lanzado al Gobierno por incluir en una página web los planes de la Agencia Tributaria para combatir el fraude.

Ordóñez aprovechó también su comparecencia para contraponer a la percepción que tiene el PP de la coyuntura la propia visión del Gobierno. Apuntó la inversión en bienes de equipo, el récord en las afiliaciones a la Seguridad Social y los beneficios de las empresas del Ibex como ejemplos de la buena situación económica.

Cinco Dias, 17 de Diciembre de 2004