Archivado en Comunicados

Registros de la Propiedad: en busca de la negociación perdida


Los desencuentros y rencillas ganaron por goleada a factores como argumentos, racionalidad, madurez y experiencia, imprescindibles para tender lazos y puentes que permitan encontrar la tan ansiada y necesaria “zona de confluencia de intereses”.


pdf
print
pmail
Tras otros cuatro meses de inactividad negociadora, se celebró el pasado dieciséis de marzo, en un ambiente hostil, una nueva reunión de la mesa de negociación del II Convenio Colectivo de los Registros de la Propiedad, Mercantiles y de Bienes Muebles de España, donde los desencuentros y rencillas ganaron por goleada a factores como argumentos, racionalidad, madurez y experiencia, imprescindibles para tender lazos y puentes que permitan encontrar la tan ansiada y necesaria “zona de confluencia de intereses”, donde se empiece a gestar, aunque sea de forma embrionaria, el futuro texto convencional.

Ante este panorama, COMFIA-CCOO recordó a los miembros de dicha mesa que uno de los elementos o componentes de todo proceso negociador es la “situación de partida” o “marco de referencia”, que no es otra cosa que el contexto y la coyuntura donde se produce la necesidad de negociar y, por tanto, la que genera y lleva a iniciar la negociación, y que está constituida, en consecuencia, por las condiciones sociales, laborales y económicas, entre otras, en las que se encuentran inmersas las partes negociadorasy que explica que se busque o no la negociación.

De esta forma, esta Organización Sindical hizo hincapié en que un proceso negociador, como lo es el de los Registros, que se dilata en el tiempoo, más bien, se eterniza a lo largo de los últimos catorce años,está condenado al fracasoen cuanto que las expectativas, necesidades e intereses iniciales de las partes, se diluyen y difuminan con el discurrir del tiempo, moviéndose continuamente al son de las circunstancias coyunturales y estructurales.

Así pues, y atendiendo a que negociar simplemente por puro trámite con el único objeto de cumplir con el expediente, además de un derroche de esfuerzos y recursos, tanto humanos como económicos, es un atentado a la dignidad de los trabajadores y trabajadoras que prestan sus servicios en estas oficinas públicas, que son los Registros,desde COMFIA-CCOO, con el fin de dotar de cierta dosis de racionalidad a este desgastado proceso negociador,se requirió de los miembros de la comisión negociadoray, en especial, de los que representan a la parte empresarial, una reflexión acerca de si existen necesidades (entendidas éstas como la carencia de algo que se intenta cubrir o conseguir para una mejora, en este caso, grupal)y, por consiguiente, intereses para seguir con el proceso de negociación, todo ello a los efectos de:

  1. En caso negativo, hacer constar en el acta correspondiente que se cierra sin acuerdo.

b)En caso afirmativo, establecer un calendario serio de negociación,con una periodicidad y frecuencia adecuada para un colectivo de cerca de 15.000 empleado/as y 1.000 registradore/as, con órdenes del día consensuados y perfectamente organizados con los diferentes asuntos y temas propios de una negociación colectiva, así como estudiar la posibilidad de cambiar a los interlocutores(donde obviamente se incluye el de esta Organización Sindical), por si éstos fueran los causantes de los desacuerdos y desencuentros.

A la vista de los argumentos esgrimidos por COMFIA-CCOO, y quizás en busca de la negociación perdida, se decidió cerrar cuatro reuniones para los próximos dos meses (algo inaudito hasta el momento), a celebrar los días 13 y 27 de abril y 11 y 25 de mayo, y con el objetivo, en principio, de encontrar consenso sobre el futuro modelo retributivo.

¡¡¡SEGUIREMOS INFORMANDO!!!